Al Fatah y Hamás acuerdan hacer efectivo en Gaza el Gobierno de unidad

El Cairo, 25 sep (EFE).- El movimiento nacionalista palestino Al Fatah y el islamista Hamás acordaron hoy la vuelta de la Autoridad Nacional Palestina a Gaza en un nuevo Gobierno de unidad nacional, en el marco de un “acuerdo global” de reconciliación.

El Cairo, 25 sep (EFE).- El movimiento nacionalista palestino Al Fatah y el islamista Hamás acordaron hoy la vuelta de la Autoridad Nacional Palestina a Gaza en un nuevo Gobierno de unidad nacional, en el marco de un “acuerdo global” de reconciliación.

El miembro de la delegación de Al Fatah, Yibril Rayub, dijo a Efe que ambos movimientos alcanzaron “un acuerdo global sobre la vuelta de la ANP a la Franja de Gaza”, en unas conversaciones mantenidas esta semana en El Cairo patrocinadas por Egipto, tradicional mediador en la región.

De esta manera, se hará efectivo el Gobierno de unidad nacional acordado el pasado 23 de abril entre Al Fatah y Hamás, que todavía no regía sobre la Franja de Gaza y que estará previsiblemente liderado por el primer ministro palestino, Rami al Hamdala.

Ambas facciones han alcanzado este acuerdo al haberse eliminado todos los obstáculos que impedían el funcionamiento del Ejecutivo de unidad en Gaza y Cisjordania, dijo en una rueda de prensa el jefe de la delegación de Al Fatah, Azam Al Ahmed.

Esa superación de obstáculos pasa entonces por la unificación de las instituciones civiles y de seguridad. Estas últimas estarán controladas por la ANP, según dijo a Efe el jefe de la delegación de Hamás, Musa Abu Marzuk.

Además, otro aspecto clave es la creación de una comisión supervisada por el Gobierno de unidad nacional para la reconstrucción de Gaza, después de que quedara devastada como consecuencia de la última ofensiva israelí sobre la Franja entre los pasados 8 de julio y 26 de agosto, que causó la muerte a más de 2.100 palestinos y 70 israelíes.

En la misma rueda de prensa, junto a su homólogo de Al Fatah, Marzuk consideró que la formación de esa comisión es un “paso para que los donantes internacionales confíen en los esfuerzos de la ANP para reconstruir Gaza”.

El próximo 12 de octubre, la capital egipcia albergará una conferencia de donantes organizada conjuntamente por los gobiernos de Noruega y Egipto, en coordinación con la ANP, destinada a recaudar fondos para reconstruir la Franja.

Las conversaciones de hoy finalizaron también con el encargo a la ANP de controlar todos los pasos fronterizos, incluidos los de la Franja.

De esta manera, está prevista la apertura permanente del paso de Rafah, entre Gaza y Egipto, que se encuentra cerrado (aunque se abre intermitentemente por causas humanitarias) debido a que el Gobierno egipcio se niega a que esté controlado por Hamás.

Por otro lado, Marzuk añadió que también se acordó la vuelta del Parlamento palestino a ejercer sus funciones y la asociación política para la toma de decisiones, con el objetivo de evitar las duplicidades.

En ese sentido, la unidad política también tiene visos de extrapolarse internacionalmente, sobre todo en lo que concierne a la “adhesión al resto de instituciones de la ONU”, añadió Al Ahmed.

Actualmente Palestina es Estado observador no miembro de Naciones Unidas e integrante de agencias de la ONU como la UNESCO.

De la misma manera, Hamás aceptó la posibilidad de firmar el Estatuto de Roma para ingresar en la Corte Penal Internacional (CPI) “para que el pueblo palestino pueda perseguir a los criminales de guerra israelíes y sancionarles por los crímenes que perpetraron contra el pueblo palestino”, señaló Al Ahmed.

El líder de la delegación de Al Fatah añadió que ambos movimientos llegaron a un consenso sobre la aplicación de los pactos anteriores de la reconciliación nacional, sobre todo en lo que respecta a las libertades públicas, la soberanía de la ley y la reconciliación social.

Además, se ha informado de la existencia de un programa político para la siguiente fase basado en el documento de reconciliación nacional de 2006, que prevé la creación de un Estado palestino independiente con las fronteras de 1967, con capital en Jerusalén Este.

También formaron una comisión mixta entre Al Fatah, Hamás y el resto de las facciones palestinas que supervisará la aplicación del acuerdo de hoy para evitar que haya obstáculos ante su puesta en marcha.

La disputa entre las dos facciones se remonta a junio de 2007, cuando los islamistas se hicieron con el control de la Franja de Gaza tras expulsar a las fuerzas leales al presidente palestino, Mahmud Abás, lo que originó dos gobiernos palestinos: uno de Hamás en Gaza y otro de la ANP en Cisjordania.

Internacional, Palestina, PALESTINOS RECONCILIACIÓN