Latinoamérica apuesta por la convergencia para salir de su “encrucijada”

Latinoamérica apuesta por la convergencia para salir de su “encrucijada”

Guayaquil (Ecuador), 3 dic (EFE).- Organismos de integración de América Latina coincidieron hoy en Ecuador en la necesidad de avanzar en busca de la convergencia de sus actuales procesos de integración para salir de la “encrucijada” en la que se encuentra la región.

Guayaquil (Ecuador), 3 dic (EFE).- Organismos de integración de América Latina coincidieron hoy en Ecuador en la necesidad de avanzar en busca de la convergencia de sus actuales procesos de integración para salir de la “encrucijada” en la que se encuentra la región.

Superada una etapa de bonanza con grandes recursos naturales y ganancias extraordinarias, Latinoamérica está ahora en un momento decisivo y, aunque ha reducido la pobreza, no ha acabado con la desigualdad, por lo que debe “dar un giro paradigmático”, una vez agotado el modelo exportador que la benefició.

Así lo señaló la secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, quien intervino en un foro sobre integración regional que se celebra hasta este jueves en Guayaquil (suroeste de Ecuador).

El evento es el preámbulo a una cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) organismo que, liderado por el expresidente colombiano Ernesto Samper, se propone dar también un giro radical para relanzar la integración latinoamericana.

Samper, por ello, aseguró que la cita iniciada hoy en la ciudad portuaria ecuatoriana es el “lanzamiento de un proceso de convergencia” entre distintas agrupaciones de la región.

“Este también va a ser un punto de lanzamiento de un proceso de convergencia. Nos vamos a encontrar primero entre los hermanos, que somos los procesos regionales (…) y luego vamos por los primos hermanos, que son Centroamérica y el Caribe”, dijo Samper.

El secretario general de la Unasur apostó por la formación de un nuevo grupo mundial, al que llamó el bloque Sur-Sur porque, según dijo, el mundo se está conformando por bloques, y señaló el liderado por Estados Unidos y Canadá, el europeo y el asiático.

“Nosotros ¿dónde estamos, a quién vamos a pedir que nos reciba: a Estados Unidos, a la Unión Europea (…), a Asia, que tiene otra cultura?”, se preguntó.

El expresidente, quien gobernó en Colombia entre 1994 y 1998, añadió que la región debe ser capaz de agregar valor a lo que tiene y subrayó: la “integración se va a producir a través de cadenas de valor que nos permitan integrarnos entre nosotros mismos”.

En cuanto a la integración política, habló de un pasaporte suramericano y de la homologación de títulos de estudio, entre otros aspectos, todo ello sumado a una política “de defensa de los migrantes suramericanos en el exterior”, que cifró en 26 millones.

El anfitrión, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, pidió a la Unasur que convoque a una mesa de diálogo a organismos de integración latinoamericana para analizar la convergencia regional.

“Creo que podemos establecer una mesa de diálogo en donde todos los organismos de integración” puedan discutir asuntos de convergencia con “más profundidad”, dijo.

Uno de los invitados más esperados, el expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva, afirmó que “la región no puede retroceder” y resaltó los avances alcanzados en América Latina en el terreno de la igualdad, la economía y el fortalecimiento de la democracia.

El expresidente de Brasil manifestó que en el presente siglo Latinoamérica logró salir del “mapa de la pobreza”, idea que ilustro con el dato de que entre 20013 y el tercer trimestre del presente año, el desempleo urbano en la región bajó del 11 al 6 % y el salario mínimo experimentó un aumento real del 20 % en casi todos los países.

También destacó que los países que aplicaron políticas de redistribución de la riqueza, generación de empleo e inclusión social lograron un crecimiento económico por el encima del promedio.

Al destacar que América Latina alcanzó un 7,8 % de generación de empleo entre el 2009 y 2013, según cifras de la Cepal, el expresidente brasileño destacó el “acierto” de los países para afrontar la crisis, “con políticas soberanas sin recetas del FMI” (Fondo Monetario Internacional).

La necesidad de impulsar la integración y caminar hacia la convergencia fue defendida también en sus intervenciones en el evento por representantes de la Alianza del Pacífico, el Mercosur, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la Comunidad Andina (CAN), el Sistema de Integración Centroamericano (SICA) y la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi).

Internacional, Internacional, LATINOAMÉRICA INTEGRACIÓN, Latinoamérica