Almagro: “Si las elecciones fueran hoy estarían los votos para que ganara”

Almagro: “Si las elecciones fueran hoy estarían los votos para que ganara”

Washington, 21 ene (EFEUSA).- El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, aseguró hoy en entrevista con Efe que cuenta con los votos necesarios para ser el próximo secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Washington, 21 ene (EFEUSA).- El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, aseguró hoy en entrevista con Efe que cuenta con los votos necesarios para ser el próximo secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Si las elecciones fueran hoy estarían los votos como para que ganara”, aseguró en una entrevista en Washington, en la que reveló que además de los ya anunciados también cuenta con los apoyos de países como Venezuela, Colombia y Perú.

“Eso habla de la capacidad de diálogo específica que tiene Uruguay”, señaló el aspirante, que señaló que para Uruguay ganar la elección no se trata de un “resultado deportivo” sino de un programa de trabajo centrado en el acercamiento de los países de la región.

Almagro, de 51 años, quedó hoy como único candidato, de momento, tras el anuncio de la retirada de su rival, el exvicepresidente de Guatemala (2004-2008) Eduardo Stein, por motivos de salud, algo que lamentó por el “alto nivel que ha dado a la campaña”, señaló.

Los Estados miembros de la OEA elegirán a su próximo secretario general el 18 de marzo, en una Asamblea General extraordinaria de la que saldrá el sustituto del actual titular del organismo, el chileno José Miguel Insulza.

Aunque no haya otro candidato es necesario que el secretario general sea elegido con los votos de la mayoría de los países miembros y no hay una fecha límite para inscribir candidaturas, por lo que podrían surgir nuevos aspirantes a última hora.

Hasta ahora Argentina, Belice, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Saint Kitts y Nevis, entre otros, han dado públicamente su apoyo al candidato uruguayo.

Almagro defendió que la candidatura uruguaya ofrece una “mejor posibilidad de diálogo constructivo entre las diferentes subregiones, entre los diferentes esquemas ideológicos y políticos del continente”, labrado en los últimos años de la política exterior de su país.

En este sentido señaló que Uruguay, un país de 3 millones de habitantes gobernado por una coalición de izquierda de la que ha estado al frente el exguerrillero José Mujica, “ha buscado el mejor diálogo político, los mayores niveles de cooperación, comercio y de inversión en todas las relaciones bilaterales, regionales y subregionales”.

Con esta premisa, dijo, “hemos podido construir las mejores relaciones en mucho tiempo, sea con EEUU, pero también con Cuba, Venezuela, los países del Mercosur, Unasur, hemos acercado uruguay a Sica y al Caricom, hemos construido una importante red de diálogo que creemos que es lo que la OEA precisa para redimensionarse, para revalorizarse y revitalizarse”.

Entre sus prioridades estará trabajar para erradicar la desigualdad en el continente.

Almagro se mostró convencido de que pese a las discrepancias ideológicas en la región hay “valores y principios que todos defendemos, sin importar de qué lado sea la ideología” y afirmó que la OEA necesita de todos los países, para llevar a cabo acciones conjuntas, políticas y gestiones transversales.

“Es una necesidad de la OEA la reincorporación de Cuba”, afirmó el ministro. Cuba fue suspendida del organismo en 1962 y, aunque se levantó esa medida en 2009, la isla no ha pedido su reincorporación a la institución.

De momento, consideró un paso “muy importante” la participación de la isla este año en la Cumbre de las Américas, “el otro ámbito hemisférico que excluía a Cuba”, que será el primer foro internacional en el que participará con EEUU, tras el inicio de la normalización de las relaciones entre ambos países.

En este sentido, consideró que el acercamiento entre Washington y la Habana tras más de medio siglo de enfrentamiento ha sido una “gran demostración política y cívica” de los presidentes Barack Obama y el cubano Raúl Castro, para “dejar atrás una página negra de la historia del continente”.

“Cerrar un periodo que verdaderamente no puede enorgullecer a nadie en la historia continental y que definitivamente abre nuevas perspectivas de trabajo para los países”, dijo Almagro, que espera que se “vayan culminado las etapas” para eliminar los escollos que quedan todavía pendientes, como el embargo económico.

El ministro destacó la “excelente” relación que ha mantenido su gobierno con Washington, “probablemente la mejor relación bilateral entre EEUU y Uruguay de la historia”, que afirmó se refleja en el diálogo político, la cooperación y el comercio.

Uruguay acogió en diciembre a seis presos del centro de detenciones que abrió EEUU en su base militar en Guantánamo (Cuba), para albergar a sospechosos de terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y que el presidente Obama ha prometido cerrar.

“Eso servirá como ejemplo, o no, para otros países que les interese brindar una solución humanitaria a estas personas”, señaló el ministro, que afirmó que “cada país va a encontrar su camino para cooperar en esto o tomar las decisiones que mejor entienda”.

Como ministro de Exteriores del Gobierno de Mujica, señaló el dinamismo de la presencia de Uruguay en el exterior, que “ha sido mucho más fuerte estos años con una marca país que ha sido José Mujica”.

El canciller, que dejará el cargo el próximo marzo tras las elecciones celebradas a finales de año en Uruguay, expresó como cabeza del ministerio la “satisfacción de haber actuado siempre sobre una base de principios y valores”.

Nacional, EEUU OEA, OEA