México obligará a dos tripulantes a permanecer en la cabina del avión

México obligará a dos tripulantes a permanecer en la cabina del avión

México, 30 mar (EFE).- El Gobierno mexicano anunció hoy que obligará a las aerolíneas a tener a dos tripulantes autorizados en la cabina del avión de manera permanente, luego del siniestro aéreo de la semana pasada en Francia, causado a propósito por el copiloto, según la investigación oficial.

México, 30 mar (EFE).- El Gobierno mexicano anunció hoy que obligará a las aerolíneas a tener a dos tripulantes autorizados en la cabina del avión de manera permanente, luego del siniestro aéreo de la semana pasada en Francia, causado a propósito por el copiloto, según la investigación oficial.

“Cuando alguno de los pilotos deba salir de la cabina, el piloto al mando obligará a un sobrecargo a pasar a cabina y así garantizar que en todo momento la puerta pueda ser abierta para permitir el ingreso”, explicó en rueda de prensa el titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de México, Gilberto López Meyer.

La medida entró en vigor hoy y se dará a conocer a las compañías aéreas en un plazo de 24 a 48 horas para su debida aplicación, precisó.

Según la investigación oficial, la tragedia del avión de la aerolínea alemana Germanwings, filial de Lufthansa, fue ocasionada por el copiloto Andreas Lubitz, quien estrelló a propósito la aeronave en su ruta desde Barcelona (España) a Düsseldorf (Alemania) cuando el capitán salió un momento de la cabina.

Dicho suceso, que acabó con la vida de 150 personas el 24 de marzo pasado en los Alpes franceses, entre ellas dos mexicanas, ha hecho replantear las medidas de seguridad en las aeronaves en distintos países, especialmente en la Unión Europea.

En México, la disposición se impondrá en aviones con cabinas de puertas blindadas y afectará a aerolíneas de pasajeros en vuelos nacionales e internacionales, afirmó López Meyer, quien señaló que los sobrecargos recibirán la debida capacitación.

Aunado a ello, el piloto automático permanecerá activado y las máscaras de oxígeno en la cabina preparadas para su uso, recalcó.

De momento, no se prevén procedimientos adicionales como la instalación de cámaras de vigilancia en cabina, apuntó el titular de la DGAC.

En el evento, el director general de Servicios a la Navegación en el Espació Aéreo Mexicano (Seneam), Claudio Arellano, agregó que se están actualizando los cuatro centros aéreos de control radar de México, ubicados en capital del país, Monterrey, Mazatlán y Mérida.

En esta línea, dijo que se trabaja para mantener “en óptimas condiciones” las unidades de control de tránsito aéreo de los 59 aeropuertos donde tiene presencia este organismo que gestiona alrededor de 5.000 operaciones diarias.

Asimismo, Arellano aseguró que en el país “no hay déficit” de controladores de tránsito aéreo y explicó que de 2013 a la fecha se incorporaron en plantilla 117 operadores y se prevé la entrada de 126 empleados entre 2016 y 2017.

Al responder a un nota publicada el fin de semana por el diario Reforma, donde se denunciaba que los controladores trabajan jornadas de hasta 14 horas por falta de personal, el funcionario aseguró que el personal trabaja siete horas con varios periodos de descanso intermedio.

Por su parte, el director general del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), Alexandro Argudín, habló del reforzamiento de las medidas de seguridad en la terminal con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

Se prevé que en este periodo, que concluye el próximo 12 de abril, las instalaciones reciban cerca de dos millones de pasajeros en unos 15.000 vuelos, apuntó.

El AICM, que en 2014 recibió más de 34,2 millones de pasajeros, se considera saturado desde las 7.00 horas a las 22.59 horas al sobrepasar en varias ocasiones el número de operaciones recomendadas.

Por ello, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, presentó en septiembre de 2014 el proyecto de un nuevo aeropuerto capitalino, diseñado por el arquitecto británico Norman Foster y el mexicano Fernando Romero, yerno del magnate Carlos Slim.

La nueva terminal, que será construida en un terreno aledaño al AICM, tendrá seis pistas y permitirá el tránsito de 120 millones de pasajeros anuales, cuatro veces más que la capacidad del actual aeropuerto.

La subsecretaria de Transporte, Yuriria Mascott, destacó que la industria aérea mexicana creció 9 % en pasajeros y 6 % en carga en 2014, cuando el aumento promedio global para este periodo fue del 5 %.

Internacional, Aeronáutica, Internacional, MÉXICO AERONÁUTICA, México