El “Nasty” de Trump a Hillary es ahora un grito de guerra

El “Nasty” de Trump a Hillary es ahora un grito de guerra

Cuando Trump llamó a Clinton “mujer desagradable” en el último debate, no se imaginó que la frase sería adoptada por mujeres para luchar contra él.

Los Ángeles,  (POLÍTICA PARA MI).- Apenas un par de días después del último debate presidencial, la frase “Nasty Woman” (mujer desagradable) que le dijo Donald Trump a Hillary Clinton se ha convertido en grito de guerra feminista.

Ya hacia el final del debate que se celebró en Las Vegas, Trump dijo la ahora célebre frase a Clinton mientras ella hablaba sobre los beneficios del seguro social.

En principio, el comentario del magnate causó indignación entre muchas mujeres y dio pie para la creación de todo tipo de gifs y memes sarcásticos. En muchos, figura el video de Janet Jackson interpretando su canción Nasty de 1986.

<p><a href=”http://giphy.com/gifs/panic-at-the-disco-janet-jackson-miss-oOhg6RQmcmAeY”>via GIPHY</a></p>

Pero casi inmediatamente, muchas mujeres usuarias de Twitter se apropiaron de la marca #NastyWoman, y la utilizaron como un llamado a sus hermanas a unirse en armas en contra de Trump en las urnas.

Ahora, tres días después del debate la frase es un lema que ahora figura al frente impreso en camisetas cuyos beneficios de ventas irán, irónicamente, a Planned Parenthood, organización de planificación familiar a la que Trump ha prometido retirarle el financiamiento, si llega a la Casa Blanca.

nasty-woman-tshirt
Foto: Google Ghos

La camiseta de Google Ghostse vende un costo de $25, con un 50% de todos los ingresos para benefciar a Planned Parenthood.

Otros fabricantes de artículos le han seguido, incluyendo a un diseñador de sombreros en Etsy que hizo esta gorra con “Hacer América desagradable otra vez”, así como la impresora de camisetas con sede en Brooklyn, Bob Bland, que produjo otra camiseta también para beneficiar a Planned Parenthood.

make-america-nasty-again-hat
Foto: Cortesía de Etsy

La joyera de Washington, D.C., Rachel Pfeffer, impregnó la frase en el pendiente que cuelga de una cadena de plata.

cadena-nasty
Foto: Cortesía de Rachel Pfeffer Designs