Trump ataca a empresario que abandonó su panel por Charlottesville

Trump ataca a empresario que abandonó su panel por Charlottesville

El afroamericano Kenneth Frazier renunció al panel de manufactura en protesta por la equívoca respuesta de Trump a la violencia neonazi.

(POLÍTICA PARA MI).-  El presidente Donald Trump ha sido ampliamente criticado por no condenar a los nacionalistas blancos que incitaron la violencia en Charlottesville, Virginia durante el fin de semana.

Sin embargo, este lunes Trump sacó tiempo para atacar a un empresario afroamericano que renunció a un panel federal ante la tibia respuesta del mandatario al terror que sembraron racistas y neonazis.

Kenneth C. Frazier, presidente de la farmacéutica Merck renunció este lunes ante el Consejo de Manufactura de EE.UU. del presidente, en rechazo a una declaración del presidente del sábado en el que culpó a “muchas partes” de la violencia que causó la muerte a una mujer de 34 años.

Lee tambiénPOLÍTICOS ATACAN A TRUMP TRAS EVENTOS EN CHARLOTTESVILLE

“Los líderes de Estados Unidos deben honrar nuestros valores fundamentales mediante el claro rechazo de las expresiones de odio, intolerancia y supremacía de grupo, que van en contra del ideal estadounidense de que todas las personas son creadas iguales”, dijo Frazier en un mensaje publicado en la cuenta de Twitter de Merck, en el que anuncia que abandonaba el panel.

En menos de una hora, Trump respondió con su propio tuit.

“Ahora que Ken Frazier de Merck Pharma ha dimitido del Consejo de Manufactura del presidente, ¡él tendrá más tiempo para BAJAR LOS PRECIOS DE ESTADA DE LOS MEDICAMENTOS!”

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/897079051277537280

POSTURA TIBIA

La tibia postura de Trump frente al racismo y nazismo desplegados por los manifestantes de supremacía blanca en Charlottesville ha ocasionado una lluvia de críticas al presidente.

Tras la serie de incendiarios comentarios dirigidos a  Corea del Norte de la semana pasada, Trump  condenó el sábado las sangrientas protestas con lo que los críticos de ambos partidos vieron como términos silenciosos y equívocos.

Durante una breve declaración ante los periodistas en su club de golf en Nueva Jersey, Trump pidió el fin de la violencia.

Pero fue la única figura política nacional que culpó a “muchas partes” por el “odio, la intolerancia y la violencia” que resultó en la muerte de Heather Heyer, que se encontraba en las calles de Charlottesville protestando en contra de la manifestación neo nazi, cuando fue embestida por el auto que lanzó un hombre sobre la multitud.