21 meses de prisión para Weiner por “sexting” con una menor

21 meses de prisión para Weiner por “sexting” con una menor

El exrepresentante de Nueva York también enfrenta pasar el resto de su vida registrado como un delincuente sexual .

(POLÍTICA PARA MI).- El exrepresentante demócrata Anthony Weiner fue sentenciado este lunes a 21 meses de prisión por  la transferencia de material obsceno a una menor.

La pena marca una caída impresionante para el excongresista de Nueva York, cuya propensión a enviar fotos lascivas a las mujeres ha descarrilado su carrera política.

 

Lee tambiénNuevos emails en caso de Clinton están en dispositivo de Anthony Weiner

Weiner, de 53 años, también enfrenta pasar el resto de su vida registrado como un delincuente sexual por sus repetidos contactos a través de las redes sociales con una adolescente de Carolina del Norte.

Al leer este lunes ante la corte federal de Manhattan una declaración que escribió, Weiner lloró al decir que ha llegado al “el fondo de la roca”.

El exrepresentante admitió que ha sido “un hombre muy enfermo por mucho tiempo”.

HÁBITOS SEXUALES

Sus hábitos sexuales dieron pie para que la investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton fuera reabierta durante la campaña electoral.

Los emails que llevaron al FBI a reabrir su pesquisa sobre el servidor privado de Clinton días antes de la elección presidencial de 2016, surgieron de la investigación federal de 2016 sobre si Weiner envió mensajes explícitos a la menor de Carolina del Norte.

Lee también: Reaparece Hillary Clinton para culpar al FBI de su derrota

Weiner fue elegido por primera vez al Congreso en 1999 y ganó fácilmente la reelección en su distrito de Brooklyn en seis veces ocasiones.

Su estrella se alzó en el Partido Demócrata en 2010 después de un breve pero dramático discurso ante el Congreso en el que atacaba a los republicanos por votar en contra de un proyecto de ley de ayuda para los primeros en responder a los ataques terroristas del 11-S.

Un año después salió, renunciando a su puesto después de admitir intercambiar “mensajes y fotos de carácter explícito con unas seis mujeres” durante un período de unos tres años.