Tiroteo masivo reabre viejas heridas en Estados Unidos

Tiroteo masivo reabre viejas heridas en Estados Unidos

Luego de lo ocurrido en Las Vegas, donde 59 personas murieron, resurgió una vez más el debate sobre las armas.

Washington, D.C. (Entravision) – Cada vez que hay un hecho como el tiroteo masivo en Las Vegas, Nevada, se alude al derecho ciudadano de portar armas en este país y a la facilidad de conseguir rifles y pistolas de alto calibre que incrementan el número de víctimas.

Sin embargo, el Congreso ha rechazado casi todos los intentos de controlar la compraventa de armas de fuego desde 2012.

Esto se debe a que desde 2010, la Cámara Baja ha estado en manos de los republicanos y de las medidas que propusieron los demócratas, ninguna fue aprobada.

Mientras muchos pensaron que la matanza en la escuela Sandy Hook en 2012 sería el punto de quiebre y se aprobaría una regulación más estricta, luego de que el entonces Presidente Barack Obama llorara frente a los estadounidenses por la masacre, esto no ocurrió.

Muchos defienden la Segunda Enmienda, mientras otros la critican y buscan restringirla.

Y a pesar de los variados intentos por controlar más estrictamente a quiénes se les puede vender las armas, es muy poco lo que se ha podido lograr en ese aspecto aunque se sigan añadiendo nombres a la lista de víctimas.

Tsi-tsi-ki Félix entrevistó a David Smyth, ex miembro de las fuerzas especiales del ejército y experto en seguridad, sobre el derecho de portar armas y los posibles escenarios si se limitara el acceso a ellas.