La Navidad será “grande” en la Casa Blanca de Trump

La Navidad será “grande” en la Casa Blanca de Trump

El presidente tratará de cumplir con su promesa de campaña de que “salvará la Navidad”.

(POLÍTICA PARA MI).- Durante su campaña electoral, Donald Trump prometió acabar con “la guerra en contra de la Navidad”.

Ahora que está en la Casa Blanca, el presidente se prepara para celebrar en grande con un mes lleno de fiestas, recepciones y giras públicas.

 

Lee tambiénMelania Trump devela sus meses de trabajo en decoración navideña

“Vas a las tiendas, no ves la palabra Navidad”, dijo Trump el año pasado. “Dice ‘felices fiestas’ por todas partes. Yo digo, ‘¿Dónde está la Navidad?’.

Las festividades presidenciales se iniciaron a principios de la semana con la develación pública de las decoraciones navideñas en la casa presidencial, y continúan este jueves con la iluminación del árbol de Navidad.

Para presentar la decoración, la primera dama Melania Trump hizo una entrada al estilo de Hollywood, deslizándose por la Gran Escalera que baja desde los aposentos privados hasta el piso estatal al tiempo que bailarinas terminaban de danzar “The Nutcracker Suite”, interpretado por la banda de la Marina.

La Casa Blanca incluso adoptó  para este año el lema “Tradiciones honradas por el tiempo” como su tema decorativo.

TRADICIONES

La familia Trump usará un juego de vajilla seleccionada por el presidente Ronald Reagan y su esposa, Nancy, “para exhibir una cena navideña tradicional”, según la directora de comunicaciones de Melania Trump, Stephanie Grisham.

Los Trump asistirán a la iluminación árbol Nacional de Navidad en el parque Ellipse adjunto a la Casa Blanca, un evento que se remonta al presidente Calvin Coolidge en los años 1920.

Lee tambiénTrump “salva” la Navidad

La Casa Blanca también continúa con la tradición de celebrar recepciones anuales, incluida una para la prensa el 1ro. de diciembre. Otros eventos incluirán a familias de militares, el Servicio Secreto, el personal de la Casa Blanca y miembros del Congreso.

Sin embargo, ha habido algunos contratiempos en el intento de Trump de hacer que la Navidad vuelva a ser grandiosa. Las invitaciones formales a la serie de fiestas de la Casa Blanca salieron este mes con algunos mensajes debajo del sello presidencial de oro.

Pero en lugar de llamar al evento una “fiesta de Navidad” de la Casa Blanca, la secuencia de comandos rizada de la invitación dice “Recepción festiva”.