Sin control de armas tras 5 años desde Sandy Hook

Sin control de armas tras 5 años desde Sandy Hook

Lejos de reducirse el número de tiroteos en masa con armas semiautomáticas, las matanzas han seguido en aumento en EE.UU.

(POLÍTICA PARA MI).- Cinco años han pasado desde la desgarradora masacre en la escuela Sandy Hook de Newtown, Connecticut, donde perdieron la vida 20 niños y seis adultos.

El asesino, Adam Lanza, de 20 años, usó en la matanza dos pistolas semiautomáticas y un rifle semiautomático que robó a su madre, a quien también mató. Poco después se informó sobre los múltiples problemas mentales de que sufría.

Lee también: Masacre de Las Vegas impulsa el apoyo al control de armas

Sandy Hook era en ese momento el segundo tiroteo en masa más mortal llevado a cabo por un solo pistolero en la historia de Estados Unidos.

Pero lejos de reducirse el número de trágicos eventos, las matanzas en maza han seguido en aumento en EE.UU.

La tragedia desató nuevas energías entre los defensores del control de armas que presionaron para mayores restricciones federales sobre las armas de asalto, que fueron bloqueadas por legisladores republicanos y el poderoso lobby de la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

TIROTEOS EN MASA

A pesar de la ola de reclamos por mayor control de armas, aún no se ha producido una legislación en ese sentido.

Mientras, desde que ocurrió la masacre de Sandy Hook, se han producido cinco tiroteos en masa en EE.UU. en los que murieron al menos una docena de personas.

Otros 15 ataques con armas semiautomáticas han provocado la muerte de al menos cuatro personas.

En total han muerto 273 personas y otras 645 resultaron heridas desde el 14 de diciembre de 2012, en tiroteos, casi todos perpetrados con armas semiautomáticas obtenidas legalmente.

“Para mí es desgarrador que la violencia armada en este país haya empeorado, no mejorado desde Sandy Hook”, dijo el senador demócrata de Connecticut Chris Murphy a la revista Newsweek.

“Estábamos seguros de que aprobaríamos la legislación de verificación de antecedentes, pero no entendí el poder del lobby de las armas”, agregó Murphy.

Solo en 2016 fueron introducidos en la Cámara de Representantes, sin ser aprobados, un total de 11 proyectos de ley para el control de las armas de fuego tras el tiroteo en San Bernardino de diciembre de 2015, que acabó con 14 vidas. Igual estancamiento ha ocurrido en el Senado.

Ante la falta de acción en el Congreso nacional, los activistas han concentrado sus esfuerzos al nivel estatal,  donde la mayoría de la acción sobre la legislación de armas ha sucedido en los últimos cinco años. En total, desde Sandy Hook, se han promulgado 210 leyes para fortalecer la seguridad de las armas, según el Centro Legal de Giffords para Prevenir la Violencia con Armas.