Demandan a DeVos por no procesar alivio para estudiantes endeudados

Demandan a DeVos por no procesar alivio para estudiantes endeudados

El Fiscal General de California acusó a la secretaria de Educación por no procesar 50 mil reclamos de estudiantes de Corithian College.

(POLÍTICA PARA MI).- El estado de California demandó a la secretaria de Educación, Betsy DeVos por negarse a procesar los reclamos de alivio de préstamos de los estudiantes que fueron estafados por la extinta Corinthian College de Santa Ana.

El fiscal general de California, Xavier Becerra, dijo que existen más de 50 mil reclamos pendientes de estudiantes de Corithian. Unos 13 mil son de alumnos de California.

Lee tambiénEstados demandan a secretaria de Educación por préstamos estudiantiles

Sin embargo, DeVos dejó de procesar las solicitudes, afirmó el fiscal.

Según la demanda presentada ante la Corte federal del Distrito Norte de California, la secretaria de Educación ha violado la Ley de Procedimientos Administrativos al demorar ilegalmente la aprobación de los reclamos presentados por los estudiantes defraudados.

La demanda federal presentada en California refleja a otras presentadas por fiscales generales en Massachusetts, Illinois y Nueva York.

DESMESURADA ACCIÓN

“Lo que la secretaria DeVos está haciendo es desmesurado”, dijo Becerra en un comunicado.

Antes del presente gobierno del presidente Donald Trump, la administración del expresidente Barack Obama había concedido alivio a 28 mil estudiantes de Corithian.

“Después de que sus sueños estadounidenses fueron robados por una así llamada institución de educación superior, a un estudiante de Corinthian ahora se le niega la ayuda crítica de una secretaria de Educación hostil a su difícil situación”, agregó el fiscal.

“Es difícil creer que nos vemos obligados a demandar al Departamento de Educación para obligar a la secretaria DeVos a llevar a cabo el deber legal del Departamento y ayudar a estos estudiantes a reconstruir sus vidas “, indicó Becerra.

En una ocasión Corinthian College  tuvo 107 recintos en todo el país, pero fueron cerrados cuando la compañía propietaria se declaró en bancarrota en 2015, luego de las investigaciones que descubrieron que había inscrito intencionalmente a personas de bajos ingresos a través de publicidad engañosa y falsa.