Poderosos ejecutivos exigen al Congreso una solución para DACA

Poderosos ejecutivos exigen al Congreso una solución para DACA

Los CEOs de Apple y Koch Industries insistieron que se apruebe una legislación a favor de los Dreamers antes de fin del año.

(POLÍTICA PARA MI).- Dos representantes poderosos grupos empresariales se han únido para reclamar al Congreso que encuentra una solución inmediata para los Dreamers que se quedarán sin protección de la deportación una vez sea cancelado el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, conocido como DACA.

Tim Cook, director ejecutivo de Apple y Charles Koch, presidente y director ejecutivo de Koch Industries escribieron conjuntamente un artículo de opinión en el que indican al Congreso que debe actuar a favor de los Dreamers antes de que finalice este año.

Lee también: Cuatro posibles opciones para salvar DACA

La alianza de Cook y Koch a favor de los jóvenes inmigrantes es muy significativa ya que representan ambos lados del equilibrio político.

Koch y su hermano, David, son multimillonarios conocidos como dos de los donantes conservadores más prominentes del país.

Por su parte Cook, aunque ha donado tanto a candidatos republicanos como demócratas, respaldó a Hillary Clinton durante la carrera presidencial de 2016.

PERSONAS CON TALENTO

Cook y Koch dijeron que sus negocios se habían beneficiado del empleo de “Soñadores”, y que Estados Unidos tiene la responsabilidad de permitir que las personas con talento tengan la capacidad de trabajar en el país.

“Estamos totalmente de acuerdo en que el Congreso debe actuar antes de fin de año para brindar certeza y seguridad a las vidas de los soñadores. El retraso no es una opción. El futuro de muchas personas depende de la balanza”, afirman Cook y Koch.

En el artículo publicado por el diario The Washington Post este jueves, Cook y Koch argumentaron que EE.UU. “está en su mejor momento” cuando abarca la diversidad.

Para los dos ejecutivos, el Congreso tiene un “imperativo moral” para otorgar estatus legal a cientos de miles de personas, los llamados Dreamers, “hijos de inmigrantes indocumentados que trabajan de innumerables maneras para fortalecer a Estados Unidos”.

Cook y Koch advierten que si el Congreso no aprueba una legislación que otorgue un estatus migratorio a los Dreamers, “esta temporada navideña podría ser la última que los Dreamers podrán en el país que aman y llaman hogar”.