Ocho momentos memorables de Melania Trump en 2017

Ocho momentos memorables de Melania Trump en 2017

Desde los desaires a su marido, los tacones altos y sospechas de que tiene una doble, Melania ha agregado color a la Casa Blanca de Trump.

(POLÍTICA PARA MI).- Con sus desaires a Donald Trump, los tacones altos que llevó para visitar damnificados del huracán, hasta la estrafalaria decoración navideña, Melania Trump ha agregado color a la Casa Blanca de su marido.

Aunque asumió su rol de primera dama en junio, unos cinco meses después de que su esposo se convirtiera en el presidente de Estados Unidos, desde el día de la inauguración, la esposa de Trump ha sido el centro de momentos notables.

Lee tambiénMelania Trump devela sus meses de trabajo en decoración navideña

Repasamos algunos de los más memorables.

LA MUECA

La aparente falta de entusiasmo que mostró durante la ceremonia de juramentación el pasado 20 de enero, y su reincidente ceño fruncido, provocaron hashtags en las redes sociales como #SadMelania (#TristeMelania) y #FreeMelania (Liberen a Melania).

Pero de todas las fotos, memes y video, ninguno reflejó el desagrado de Melania que este gif.

LA MUDANZA

Ante el enorme costo que significaba para los contribuyentes el hecho de que Melania siguió viviendo en Nueva York con su hijo Baron, se lanzó una campaña para exigirle a la primera dama que se mudara a la Casa Blanca.

Una petición de Change.org llegó a reunir cerca de las 300 mil firmas.

EL CODAZO

Melania, su marido y Baron participaron en la tradicional celebración del Easter en la Casa Blanca en abril pasado.

Cuando se empezó a tocar el Himno Nacional, ella y su hijo se llevaron las manos al pecho como muestra de respeto, pero el presidente no lo hizo así, por lo que Melania le dio un excepcionalmente sutil codazo a Trump, quien rápidamente colocó su mano sobre el corazón.

Pero la internet sí que lo notó.

EL MANOTAZO

El presidente se fue de gira internacional en mayo, y la primera dama lo acompañó.

Pero antes, al llegar a la capital israelí de Tel Aviv, Melania le hizo un inolvidable desaire cuando rehusó la mano de su marido y luego la abofeteó.

EL “ME GUSTA”

Otro desaire al presidente fue cuando en mayo, desde la cuenta personal en Twitter de Melania salió un “me gusta”, o marcó como favorito, un mensaje que se burlaba de la incapacidad de su marido de lograr financiamiento para el muro fronterizo.

LOS TACONES

Cuando el presidente y su esposa patieron desde la Casa Blanca para visitar las áreas afectadas por el huracán Harvey en Texas en agosto pasado, llamó la atención de los fotógrafos que Melania calzaba altos stilettos negros.

La primera dama luego cambió su atuendo con algo más elegantemente deportivo, pero ya la internet no podía olvidar los tacones.

Alex Wong/Getty Images

“LA PRIMERA DAMA SOY YO”

Melania participó en un dime y diretes público con la exesposa de Trump, Ivanna, quien, al promocionar su nuevo libro, se atribuyó “el pleno crédito” de criar a los tres hijos del presidente.

“No quiero causar ningún tipo de celos o algo así, porque básicamente soy la primera esposa de Trump. ¿Okay? Soy la primera dama”, dijo Ivanna.

En respuesta, la vocero de Melania dijo que “la señora Trump… disfruta de vivir en Washington, D.C. y se siente honrada de su rol como primera dama de Estados Unidos”.

“Ella planea usar su título y papel para ayudar a los niños, no para vender libros”, agregó Grisham.

LA DOBLE

En octubre, la internet enloqueció con la idea de que Trump estaba usando una doble de Melania en actos oficiales. Una foto parecía confirmar que la mujer que estaba junto al presidente no era su esposa.