Ambivalencia de Trump impide un acuerdo sobre DACA

Ambivalencia de Trump impide un acuerdo sobre DACA

Por un lado Trump muestra compasíón hacia los inmigrantes y por el otro los ataca.

(POLÍTICA PARA MI).- El senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, se quejó este martes de que al parecer, existen “dos Donald Trump”, y uno de ellos impide que se llegue a un acuerdo para resolver DACA.

Graham dijo que uno de los Trump habló con compasión en una reunión inicial con legisladores de ambos partidos la semana pasada, mientras rodaban las cámaras de televisón.

Lee tambiénTrump quiere una “ley de amor” para los Dreamers

El “otro Trump” rechazó días después una propuesta bipartidista en la que además dijo que Estados Unidos no debe aceptar más inmigrantes de “países de mierda”.

“Así que el martes, teníamos un presidente con el que yo me sentía orgulloso de jugar al golf, decir que es mi amigo, que entendía que la inmigración tenía que ser bipartidista, que hay que tener seguridad fronteriza como esencial, que hay seguridad fronteriza con un muro, pero también entendía la idea de que teníamos que hacerlo con compasión “, dijo Graham.

“No sé a dónde se fue ese hombre”, agregó. “Quiero que vuelva”.

El concepto de “dos Trump” resume la ambivalencia del presidente ante el programa que hasta ahora ha protegido a unos 800 mil inmigrantes de la deportación.

Esa ambivalencia representa el principal obstáculo a que se llegue a un acuerdo de un proyecto de ley que brinde las mismas protecciones de DACA a los Dreamers.

Según Graham, alguien en la Casa Blanca “le dio un muy mal consejo” al presidente.

DUALIDAD

Antes de la infame reunión del juez, Trump expresó placer ante una propuesta bipartidista de inmigración que le planteó el senador demócrata Dick Durbin por teléfono.

Luego, el presidente preguntó si el senador Graham estaba a bordo, a lo que Durbin afirmó. Trump invitó a los legisladores a visitarlo al mediodía, aseguraron fuentes al diario The Washington Post.

Pero cuando los dos senadores llegaron al Despacho Oval de la Casa Blanca se sorprendieron al ver que Trump ya no estaba en disposición de llegar a un acuerdo.

Por el contario, el mandatario se encontraba en un estado de ánimo combativo y rodeado de conservadores de línea dura como el senador Tom Cotton, el jefe de Gabinete John Kelly y la nueva secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

Lee también: Trump se queja de inmigrantes que vienen de “países de mierda”

El grupo que rodeaba a Trump parecía confiar en que el presidente estaba alineado con ellos, según una persona con conocimiento de la reunión.