Crece la posibilidad de una paralización del gobierno de Trump

Crece la posibilidad de una paralización del gobierno de Trump

El caos que se ha apoderado de las negociaciones hacen temer que la administración se encuentre sin fondos para pagar a empleados públicos.

(POLÍTICA PARA MI).- A menos de 30 horas de un posible cierre del gobierno, las negociaciones para aprobar un proyecto de ley que lo impida parecían este jueves estar sumidas en un total caos.

Al centro de las difíciles negociaciones está una solución legislativa al programa de alivio DACA que protege de la deportación a cientos de miles de inmigrantes llamados Dreamers.

Lee tambiénAmbivalencia de Trump impide un acuerdo sobre DACA

Los líderes demócratas en el Senado aseguraron este jueves que tienen suficientes votos para detener cualquier legislación de última hora que busque dar los fondos al gobierno para que pueda pagar a sus empleados sin tener que incluir una solución a DACA.

El Congreso tiene hasta la medianoche del viernes 19 de enero para aprobar una nueva ley de gastos públicos.

El presidente Donald Trump echó un cubo de agua fría a una estrategia republicana para mantener funcionando al gobierno que incluye una extensión de los fondos hasta el 16 de febrero, como también el financiamiento al Programa de Seguros de Salud para Niños (CHIP).

Unos nueve millones de niños de familias con bajos ingresos dependen del programa de seguro médico infantil.

Hasta ese momento, daba la impresión de que los republicanos habían convencido a los demócratas de aprobar esa propuesta a cambio de postergar una solución para los dreamers beneficiarios de DACA.

“CHIP debería ser parte de una solución de largo plazo, no una extensión de 30 días, o de corto plazo!”, dijo Trump en un tuit este jueves.

MAYORES OBSTÁCULOS

Pero a la propuesta también se opone el llamado “Bloque de la Libertad” (Freedom Caucus) de legisladores ultraconservadores de la Cámara de Representantes que han pedido al liderazgo republicano que desista de su plan porque no tienen los suficientes votos para aprobarlos.

Al ala conservadora del GOP le disgusta la idea de otorgar una cuarta extensión de fondos para mantener funcionando al gobierno.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara, Nancy Pelosi, también se opuso a la propuesta.

“Esto es… esto es como darte un plato de caca de perrito, ponerle una cereza y llamarlo un helado de chocolate. Esto no es nada”, exclamó Pelosi.

Mientras en el Senado, el líder de la mayoría republicana Mitch McConnell, envió un email a los demás legisladores del GOP en el que les pide que permanezcan unidos y echen la culpa de las negociaciones a los demócratas.

Sin embargo, varios republicanos, entre ellos los senadores Lindsey Graham de Carolina del Sur y Mike Rounds de Dakota del Sur, han dicho que se opondrán a un proyecto de ley de gastos de la Cámara que podría votarse este jueves por la noche.