Demócratas llegan a acuerdo con republicanos para reabrir el gobierno

Demócratas llegan a acuerdo con republicanos para reabrir el gobierno

El acuerdo incluye una ley de gastos de corto plazo que financie el gobierno hasta el 8 de febrero.

(POLÍTICA PARA MI).- Demócratas y republicanos del Senado votaron este lunes por una medida que resuelve el impasse y permitirá reabrir el gobierno.

El Senado votó 81 a 18 por una ley de gastos de corto plazo que permita financiar el gobierno hasta el 8 de febrero próximo, después que senadores demócratas cedieron a la presión y anunciaron que llegaron a un acuerdo con los republicanos.

Lee tambiénDonald Trump se queda sin fondos para su gobierno

A cambio, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell se comprometió a someter y votar en las próximas semanas una legislación sobre inmigración que incluya una solución al programa de Acción Diferida para los Llegados Durante La Infancia, conocido como DACA.

La legislación aprobada en el Senado autoriza además durante seis años más el programa de seguro médico para niños, conocido como CHIP cuyo financiamiento terminó en septiembre del año pasado y los republicanos habían rehusado volver a asignarle fondos.

Tras el voto del Senado, se espera que la Cámara de Representantes también apruebe la medida, lo que permitirá que el gobierno federal reasuma sus operaciones normales

“Votaremos hoy para reabrir el gobierno”, anunció el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

La solución a DACA será “decidida inmediatamente”, agregó el legislador.

Sin embargo, un grupo de senadores demócratas rechazaron el acuerdo por la falta de garantías para los Dreamers.

“Los comentarios del Líder de la Mayoría no fueron suficientes para la garantía férrea que yo necesitaba para respaldar un proyecto de ley de gastos provisionales. Me niego a poner la vida de casi 700,000 jóvenes en manos de alguien que repetidamente ha vuelto a su palabra”, tuiteó la senadora Kamala Harris de California.

El cierre federal se extendió el lunes a la semana de trabajo mientras los líderes de ambos partidos en el Senado continuaban con las negociaciones para llegar a un acuerdo que les permitiera reabrir el gobierno a cambio de garantías férreas de una votación sobre la política de inmigración en las próximas semanas.