Bajo plan de Trump, jefes se podrían quedar con propinas de empleados

Bajo plan de Trump, jefes se podrían quedar con propinas de empleados

El gobierno quiere obligar a meseros, barman y repartidores compartir las propinas con sus compañeros de trabajo.

(POLÍTICA PARA MI).- El gobierno del presidente Donald Trump intentó encubrir un memorando interno del Departamento de Trabajo que demuestra cómo los propietarios de restaurantes podrían embolsillarse las propinas de sus trabajadores.

La Casa Blanca anunció en diciembre pasado una medida para obligar a los meseros, barman y repartidores compartir las propinas que reciben con sus compañeros de trabajo.

Lee tambiénEl gobierno de Trump quiere quitar las propinas que reciben los meseros

Públicamente, la administración dijo que la nueva regla permitiría que el resto del personal en los restaurantes obtenga una parte de las propinas generadas por los camareros y otros empleados del servicio.

Pero altos funcionarios del Departamento de Trabajo aparentemente retuvieron estudios que mostraban que, bajo este plan, los trabajadores podrían perder miles de millones de dólares y que los gerentes y propietarios de los restaurantes probablemente se beneficiarán del cambio de reglas.

ORDENADA REVISIÓN

Según reveló Bloomberg, altos funcionarios políticos del departamento pidieron a su personal que revisara la metodología de recopilación de datos utilizada para la redacción del memorando con el fin de disminuir el impacto que tendría la medida en los ingresos de los trabajadores.

Pero, aunque los cálculos posteriores mostraron una reducción progresiva de las pérdidas de las propinas, el Secretario del Trabajo, Alexander Acosta, y su equipo no quisieron incluir los datos en la propuesta, revelaron fuentes a Bloomberg.

Lee tambiénAumenta el salario mínimo para trabajadores que ganan propinas

Los funcionarios terminaron recibiendo la aprobación de la Casa Blanca para publicar una propuesta el 5 de diciembre del año pasado, que eliminó por completo los datos de transferencia económica contenidas en el memorando, dijeron las fuentes.

El período de comentarios públicos bajo la nueva propuesta finaliza este lunes. Los expertos dicen que la omisión de un análisis serio socava el proceso completo del Departamento de Trabajo.

La medida revocaría una norma promulgada durante el gobierno del expresidente Barack Obama, que declaró que las propinas eran propiedad de los trabajadores que las recogieron.

La industria de los restaurantes, que luchó contra la regulación de la administración de Obama durante años, argumenta que el cambio permitiría a los empleadores compartir las propinas de los camareros y camareras con los llamados trabajadores de la casa, como cocineros y lavaplatos.