Fiscal Especial acusa a 13 rusos por interferir en elecciones de 2016

Fiscal Especial acusa a 13 rusos por interferir en elecciones de 2016

Los cargos en la acusación incluyen conspiración para defraudar a  Estados Unidos.

(POLÍTICA PARA MI).- El Fiscal Especial Robert Mueller, que investiga la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016, sometió a la justicia a 13 rusos y tres organizaciones de ese país.

La acusación formal representa los primeros cargos de Mueller, por inmiscuirse en las elecciones presidenciales que ganó el presidente Donald Trump.

Lee tambiénTrump intentó despedir al hombre que lo investiga

Mueller acusó a los 13 rusos y las tres organizaciones de ilegalmente usar plataformas de redes sociales para sembrar la discordia política, incluyendo acciones que respaldaron la candidatura de  Trump y menospreciaron a su rival Hillary Clinton.

Entre las empresas acusadas figura la Agencia de Investigación de Internet (Internet Research Agency) que opera desde San Petersburgo, Rusia y, según la acusación, es una sofisticada operación diseñada para llegar a millones de estadounidenses e interrumpir el proceso político en EE.UU..

Lee también: 126 millones de usuarios de Facebook vieron noticias falsas rusas

Su presupuesto anual fue de millones de dólares y su objetivo declarado era “difundir la desconfianza hacia los candidatos y el sistema político en general”, dice Mueller.

Una acusación formal de 37 páginas fue depositada ante el Tribunal de Distrito de  Estados Unidos.

CONSPIRACIÓN Y FRAUDE

El Fiscal Especial dice en el documento que las 13 personas han conspirado desde 2014 para violar las leyes que prohíben a los extranjeros gastar dinero para influir en las elecciones federales de EE.UU.

Los cargos en la acusación incluyen conspiración para defraudar a los Estados Unidos, conspiración para cometer fraude electrónico y fraude bancario y robo de identidad agravado.

Mueller acusó a los 13 rusos y las tres organizaciones de ilegalmente usar plataformas de redes sociales para sembrar la discordia política

Según la acusación, los extranjeros posaron como ciudadanos estadounidenses, robaron identidades y participaron en el fraude y el engaño como parte de un esfuerzo para influir en el proceso político estadounidense.

Es poco probable que los rusos acusados sean detenidos de inmediato, pero desde ahora adelante figuran enre las personas buscadas por el gobierno de EE.UU., lo que les dificultará viajar o hacer negocios a nivel internacional.

Más información a continuación.