Otro asesor de Donald Trump renuncia a su puesto

Otro asesor de Donald Trump renuncia a su puesto

Gary Cohn, principal asesor económico de Trump, se sumó a la ola de renuncias en la Casa Blanca.

(POLÍTICA PARA MI).-  Otro asesor del presidente Donald Trump se sumó este martes a la ola de renuncias de funcionarios del presente gobierno en la Casa Blanca.

Gary Cohn, principal asesor económico de Trump y jefe del Consejo Económico Nacional, planea renunciar al puesto, afirmaron fuentes cercanas al actual gobierno.

Las fuentes aseguran que la decisión podría tener sus raíces en que el presidente descartó en gran medida la posición de Cohn sobre la política comercial en las últimas semanas, lo que llevó a Trump a aplicar aranceles sobre el aluminio y el acero.

Lee tambiénLa ola de renuncias en la Casa Blanca de Trump

Al parecer, Cohn se oponía a las tarifas, que además han resultado muy amargas para los principales socios comerciales de Estados Unidos.

En la última semana, Trump aseguró que impondrá aranceles que afecten a las importaciones de Canadá, Alemania, México, Reino Unido, Turquía, Corea del Sur y una variedad de otros países, amenazando con escalar las sanciones si cualquier nación se atreve a tomar represalias.

EXCELENTE TRABAJO

“Gary ha sido mi principal asesor económico e hizo un excelente trabajo al impulsar nuestra agenda, ayudando a realizar recortes históricos de impuestos y reformas y desatando la economía estadounidense una vez más”, dijo Trump en un comunicado el martes.

Lee tambiénMercados se desploman porque Trump anuncia más impuestos al acero

“Es un talento raro, y le agradezco su dedicado servicio al pueblo estadounidense”, agregó el presidente”.

Por su parte, Cohn dijo en otro comunicado que le había complacido trabajar en “políticas económicas favorables al crecimiento para beneficiar al pueblo estadounidense, en particular la aprobación de una reforma fiscal histórica”.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Cohn se marcha cordialmente el presidente y que planeaban continuar discutiendo política incluso después de su partida.

Desde que Trump asumió la presidencia en enero del año pasado ya llegan a la docena los funcionarios de alto perfil de la administración que se ven obligados a abandonar el puesto.