ICE no pudo deportar a inmigrante que arrestó ilegalmente

ICE no pudo deportar a inmigrante que arrestó ilegalmente

Una jueza de inmigración concluyó que la detención por agentes de La MIgra del mecánico José Hernández fue ilegal.

(POLÍTICA PARA MI).- La agencia de Servicios de Inmigración y Aduanas, (ICE), se vio obligada a desistir de su intento de deportar a un mecánico de Los Ángeles ya que su detención fue declarada ilegal por una jueza de inmigración.

El arresto de Juan Hernández por parte de agentes de ICE el 25 de septiembre del año pasado en un taller de mecánica del suroeste de Los Ángeles, fue captado por las cámaras de seguridad del lugar donde trabajaba.

 Detención de inmigrantes: prioridad del DOJ para los próximos 5 años

Las cámaras captaron cuando los agentes de ICE apuntaron a Hernández con sus pistolas, le ordenaron detenerse y levantar las manos, lo revisaron, le tomaron la cartera y le arrestaron.

Los oficiales entraron al negocio sosteniendo rifles semiautomáticos y pistolas.

SIN ORDEN Y SIN SOSPECHA

La jueza de inmigración Christine E. Stancill, determinó que en el video se puede comprobar que el arresto de Hernández se llevó a cabo sin una orden judicial y sin sospecha razonable para detenerlo.

“Los agentes de ICE no sabían nada sobre Hernández cuando le apuntaron con sus pistolas, le ordenaron detenerse y levantar las manos, lo revisaron, le tomaron la cartera y le arrestaron”, dice el texto de una demanda que interpuso la Unión de Derechos Civiles (ACLU) para impedir la deportación del mecánico.

“Solo sabían que parecía trabajar en el taller y que parecía latino”, agrega la demanda.

La ACLU afirmó además que el arresto de Hernández fue ilegal porque los agentes de ICE que lo detuvieron tenían chalecos etiquetados solo como “policías”, no se identificaron como funcionarios migratorios, ni llevaban una orden de arresto contra él o alguien más en el local.

El mecánico contó que se enteró que eran oficiales de ICE después de que lo subieron a una van.

Luego, Hernández fue trasladado al centro de detención para inmigrantes en Adelanto y salió libre el 31 de octubre de 2017, tras pagar una fianza de $5 mil dólares.