Casa Blanca prohíbe que personas transgénero sirvan en el Ejército

Casa Blanca prohíbe que personas transgénero sirvan en el Ejército

La medida anunciada desde 2017 ha sido catalogada como discriminatoria

La Casa Blanca anunció este viernes una controvertida política que prohíbe a personas transgénero servir en el Ejército de Estados Unidos.

De acuerdo con CNN, esta medida indica que “personas transgénero con un historial o diagnóstico de disforia de género –individuos que posiblemente requieran un tratamiento médico sustancial, incluyendo medicamento y cirugía– están descalificados del servicio militar excepto por ciertas circunstancias limitadas”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, aseguró que la nueva normativa fue desarrollada tras un “extensivo estudio por parte de líderes civiles y militares, incluyendo veteranos”, bajo la dirección de James Mattis, secretario de Defensa.

LEE: Defensa congela orden de Trump sobre tropas transgénero

Un memorando del Pentágono cita las excepciones a esta regla, las cuales incluyen a “personas que hayan sido estables por 36 meses consecutivos en su sexo biológico antes del acceso (al ejército)”, oficiales que no requieran un cambio de género y aquellos que hayan ingresado durante la administración Obama y antes del cambio.

Después de que el presidente Trump publicara un tuit respecto a sus intenciones en esta materia el año pasado, soldados transgénero emprendieron acciones legales contra la medida, lo cual detuvo momentáneamente su implementación.

LEE: Danica Roem, la primera legisladora transgénero en EE.UU.

La iniciativa fue duramente criticada por grupos en favor de la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero) y la califican de discriminación en contra de aquellos que arriesgan sus vidas por defender al país.

“La constante insistencia de la administración Trump-Pence en atacar a nuestras familias militares con discriminación es terrible, irresponsable y antipatriótica”, expresó Ashley Broadway-Mack, presidenta de la American Military Partner Association.

“Lo que la Casa Blanca ha difundido hoy es transfobia disfrazada de políticas. Esta política no está basada en una evaluación de evidencias nuevas. Es ingeniería inversa con el único propósito de hacer cumplir el veto irresponsable y anticonstitucional del presidente Trump, socavando la habilidad de los soldados transgénero de servir abiertamente”, dijo por su parte Joshua Block, de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).