ICE mantendrá detenidas a las mujeres embarazadas

ICE mantendrá detenidas a las mujeres embarazadas

Una orden del presidente Donald Trump instruye que las indocumentadas embarazadas no sean liberadas bajo fianza.

(POLÍTICA PARA MI).- El gobierno del presidente Donald Trump puso fin a la política de liberar a las mujeres embarazadas detenidas por agentes de inmigración que fue establecida durante la administración del expresidente Barack Obama.

Previamente, las inmigrantes indocumentadas que estaban embarazadas y bajo custodia federal salían de los centros de detención con libertad bajo fianza o supervisada.

Sin embargo, el presidente Trump ordenó a la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE)  que mantenga detenidos a mayor número de inmigrantes indocumentados, bajo el argumento de que demasiados son liberados y nunca comparecen ante las cortes para sus audiencias de deportación.

Trump busca castigar inmigrantes que reciben créditos en sus impuestos

La nueva política, que se firmó silenciosamente hace tres meses, causó furor entre activistas que defienden los derechos de los inmigrantes.

“Estamos terminando con la presunción de liberación para todas las detenidas embarazadas”, dijo Philip Miller, subdirector ejecutivo asociado de ICE.

“Ya no eximimos a ninguna persona de estar sujeta a la ley”, añadió.

DERECHOS HUMANOS

Para los defensores de los inmigrantes, el cambio de política es un ejemplo de los abusos de los derechos humanos que dicen comete el gobierno de Trump.

“Los estadounidenses deberían horrorizarse ante la idea de que mujeres embarazadas inocentes, muchas de las cuales huyeron de la violencia y el abuso en sus países de origen, languidecen en lo que esencialmente son prisiones”, declaró Eleanor Acer, directora de protección de refugiados de la organización Human Rights First.

Sin embargo, funcionarios de ICE advirtieron que la nueva directiva no significa que todas las mujeres embarazadas permanecerán detenidas.

Según ICE, los casos se manejarán de forma individual, dependiendo del riesgo de escapar de las mujeres, su condición médica y si representan un peligro para el público.

“Claramente, esta población de mujeres embarazadas tiene una circunstancia especial”, dijo Miller.

“No es solo un oficial el que decide su condición física. Tenemos médicos, enfermeras, profesionales médicos con quienes consultamos”, añadió.

La Migra generalmente no detiene a mujeres en su tercer trimestre.