Bajo Trump, las cortes de inmigración conceden menos indultos

Bajo Trump, las cortes de inmigración conceden menos indultos

Según un análisis de la agencia Reuters, el número de “cierres administrativos” de casos en las cortes de inmigración ha disminuido en 64%.

(POLÍTICA PARA MI).- El gobierno del presidente Donald Trump ha reducido drásticamente el número de indultos que le son concedidos en las cortes a inmigrantes que enfrentan la deportación.

Bajo un procedimiento conocido como “cierre administrativo”, los jueces pueden archivar indefinidamente los casos de deportación de inmigrantes que han vivido durante años en Estados Unidos sin documentos, no representan un peligro para la comunidad, y tienen fuertes lazos familiares en el país.

Pero a esos inmigrantes no se les concedía un estatus legal y sus casos podían reabrirse en cualquier momento. Los indocumentados a quienes se les daba el indulto tampoco habían cometido delitos graves.

Trump busca castigar inmigrantes que reciben créditos en sus impuestos

Mientras tanto, podían permanecer en el país y, a menudo, eran elegibles para trabajar legalmente.

La norma permitía resolver mayor número de casos de deportación en las cortes.

MENOS INDULTOS

En el último año del gobierno del expresidente Barack Obama, más de 56 mil de esos casos fueron cerrados, según un análisis de los registros judiciales realizado por la agencia de notcias Reuters.

Sin embargo, la práctica se ha reducido bajo el gobierno de Trump, hasta al punto de que, a uno de juramentarse como presidente, apenas se han cerrado unos 20 mil casos en las cortes de inmigración.

La norma permitía resolver mayor número de casos de deportación en las cortes.

Eso representa un 64% menos de esta especie de “indulto”, lo que, indica la agencia, evidencia el interés del gobierno de Trump de deportar a cualquier indocumentado.

La práctica se hizo más común después de que el gobierno de Obama ordenara a los fiscales en 2011 que priorizaran casos de inmigración que involucraran a delincuentes.

Defensores de los derechos de los inmigrantes dicen que algunos de las personas más vulnerables, como las víctimas de violencia doméstica y los menores no acompañados, podrían ser potencialmente deportados a pesar de que son elegibles para una visa, porque los tribunales no van a dejar sus casos a un lado.