Funcionarios del DHS piden cargos criminales a padres que cruzan frontera

Funcionarios del DHS piden cargos criminales a padres que cruzan frontera

Según los funcionarios, la amenaza de cargos criminales y prisión es la forma “más efectiva” de disminuir el cruce de indocumentados.

(POLÍTICA PARA MI).- Los principales funcionarios de las agencias federales migratorias pidieron a la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen que detenga, presente cargos criminales y pida prisión para todos los padres sin papeles que son atrapados tratando de cruzar la frontera con sus hijos.

Esa política significaría la división de padres, madres e hijos, porque los auldtos serían colocados en detención criminal, donde los niños no pueden ser retenidos.

Gobierno desconoce el paradero de unos 1,500 niños inmigrantes

La medida implicaría además un cambio radical de política migratoria de Estados Unidos, y fomentaría aún más la separación de familias inmigrantes que ha tratado de impulsar el gobierno del presidente Donald Trump.

Según un memorando interno obtenido por el diario The Washington Post, los funcionarios aseguran que el amenazar a los adultos con cargos criminales y prisión sería la forma “más efectiva” de disminuir los intentos de cruces de indocumentados por la frontera.

LOS FIRMANTES

El memorando enviado el lunes a Nielsen fue firmado por el director interino de Inmigración y Aduanas (ICE) Thomas Homan, el director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) L. Francis Cissna y el comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) Kevin K. McAleenan.

Los firmantes dicen en el documento que los intentos de cruce de padres con hijos aumentaron a casi 700 por día la semana pasada, el nivel más alto desde 2016.

Demandan al gobierno de Trump por separar las familias en la frontera

Los funcionarios advirtieron a Nielsen que el número seguirá aumentando si ella no actúa.

De ser aprobado, el plan podría dividir a miles de familias, aunque los funcionarios dicen que no enjuiciarían a quienes se entreguen en los puertos de entrada legales y reclamen asilo.

Más de 20 mil de los 30 mil migrantes que buscaron asilo durante el primer trimestre -el período entre octubre y diciembre- del año fiscal actual cruzaron la frontera sin documentos.

Como parte de su dura política migratoria, el presidente Trump ha prometido reducir el cruce de indocumentados a través de la frontera con México.

El mandatario firmó el pasado 6 de abril una orden ejecutiva que por segunda vez dispone el fin de la política “atrapa y libera” que permite ir libre a los indocumentados mientras avanzan en las corte de inmigración sus trámites de deportación.

Después de la orden de Trump, el Fiscal General Jeff Sessions ordenó a abogados a lo largo de la frontera desde Texas hasta California que procesen “en la medida de lo posible” a todos los que cruzan la frontera ilegalmente.