Renuncia Fiscal General de Nueva York tras acusación de 4 mujeres

Renuncia Fiscal General de Nueva York tras acusación de 4 mujeres

Las cuatro mujeres denunciaron que Eric Schneiderman abusó y las agredió físicamente.

(POLÍTICA PARA MI).- El Fiscal General de Nueva York, Eric Schneiderman, figura central de la resistencia liberal al presidente Donald Trump, renunció al cargo después de que cuatro mujeres lo acusaron de que abusó y las agredió físicamente.

Schneiderman fue además el Fiscal que presentó cargos en contra del productor de Hollywood Harvey Weinstein a quien acusó de acoso y abuso sexual generalizado, alegando “violaciones atroces de los derechos civiles, derechos humanos y leyes comerciales de Nueva York“.

El fiscal de Nueva York abre una investigación a la Fundación Trump

Su renuncia representó una caída impresionante para un político que también había asumido un papel prominente en el movimiento #MeToo.  

Schneiderman también fue un consecuente antagonista del presidente Trump, trabajando con el Fiscal Especial  Robert Mueller en la investigación a su exjefe de campaña Paul Manafort, e incluso investigando tanto la Universidad Trump como la Fundación Trump antes de que el magnate fuera elegido presidente.

HONOR Y PRIVILEGIO

“Ha sido un gran honor y privilegio servir como procurador general para el pueblo del estado de Nueva York”, dijo Schneiderman, de 63 años, al anunciar su renuncia en un comunicado el lunes en la noche.

“En las últimas horas, se han presentado graves acusaciones, que yo fuertemente impugno, en mi contra”, añadió.

“Si bien estas acusaciones no están relacionadas con mi conducta profesional o las operaciones de la oficina, de hecho me impedirán dirigir el trabajo de la oficina en este momento crítico. Por lo tanto, renuncio a mi cargo, efectivo al cierre de operaciones el 8 de mayo de 2018 “, indicó el Fiscal.

“En la privacidad de las relaciones íntimas, me he involucrado en juegos de rol y otras actividades sexuales consensuadas. No he agredido a nadie. Nunca me he involucrado en sexo no consensual, que es una línea que no cruzaría “, agrega el comunicado.

VIOLENCIA FÍSICA NO CONSENSUAL

En un reportaje publicado por la revista The New Yorker, cuatro mujeres acusaron a Schneiderman de violencia física no consensual.

Dos de las mujeres, Michelle Manning Barish y Tanya Selvaratnam, dijeron a la revista que Schneiderman “las golpeaba repetidamente, a menudo después de beber, con frecuencia en la cama y nunca con su consentimiento”.

Nueva York se suma a las demandas contra Harvey Weinstein

Ninguna de las dos mujeres presentó las acusaciones ante la policía en ese momento, “pero ambas dicen que finalmente buscaron atención médica después de haber recibido una bofetada en la oreja y la cara”, dijo la revista.

Selvaratnam aseguró que Schneiderman le advirtió que podría hacer que la siguieran y le intervinieran los teléfonos, y las dos mujeres confesaron que él las amenazó con matarlas si lo dejaban.

Un portavoz de Schneiderman dijo que “nunca hizo ninguna de estas amenazas”.

Una tercera expareja de Schneiderman le habría dicho a las dos mujeres que se presentaron que él también abusó repetidamente de ella, pero que tenía miedo de hablar.

La revista afirmó que había revisado de forma independiente las historias de Manning Barish y Selvaratnam sobre la tercera mujer.

Una cuarta mujer dijo que cuando ella rechazó un avance de Schneiderman, le dio una bofetada en la cara, dejando una marca que permaneció hasta el día siguiente.