Embajadas de EE.UU. alertaron sobre el peligro de terminar el TPS

Embajadas de EE.UU. alertaron sobre el peligro de terminar el TPS

En cables secretos, diplomáticos de EE.UU. advirtieron que la deportación masiva de centroamericanos puede desestabilizar la región.

(POLÍTICA PARA MI).- El gobierno del presidente Donald Trump canceló el Estatus de Protección Temporal (TPS) para más de 300 mil centroamericanos a pesar de que diplomáticos estadounidenses  advirtieron que las deportaciones masivas podrían desestabilizar la región.

Las advertencias fueron transmitidas a través de cables de las embajadas de Estados Unidos en el exterior a altos funcionarios del Departamento de Estado el año pasado, reveló el diario The Washington Post.

Gobierno de Trump cancelará el TPS para hondureños

Los diplomáticos alertaron que la desestabilización de la región centroamericana podría a la vez producir un nuevo aumento en el número de inmigrantes indocumentados en EE.UU.

Los cables diplomáticos son ahora el centro de una investigación de senadores demócratas, cuyas conclusiones fueron recientemente remitidas en un informe a la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO).

El contenido de los cables revela una fuerte oposición de parte de los diplomáticos de carrera a la terminación del  TPS, y la posible deportación de cientos de miles de personas a algunos de los países más pobres y violentos en América Latina.

Pero el entonces secretario de Estado Rex Tillerson desestimó el consejo y nunca respondió a los cables,  según funcionarios actuales y anteriores de la administración cuyos recuentos al Washington Post coinciden con los hallazgos de los senadores demócratas.

300 MIL PARA SER DEPORTADOS

El TPS, creado en 1990 para proteger de la deportación a inmigrantes de naciones mientras sus países se recuperaban de un conflicto armado o de un desastre natural, permite además que los indocumentados vivan y trabajen en Estados Unidos.

El pasado viernes, el gobierno de Trump decidió terminar con el TPS para 57 mil hondureños que residen en EEl.UU.

Salvadoreños y hatianos demandan a Trump por cancelación del TPS

Al agregarse esa suma a los 2 mil 500 nicaragüenses, 195 mil salvadoreños y 46 mil haitianos que anteriormente les fueron dados 18 meses para abandonar el país, suman ya 300 mil los inmigrantes que la administración de Trump ha colocado en riesgo de ser deportados.

El gobierno de Trump también ha acabado con el TPS de Nepal que protegía a 9 mil inmigrantes.

Todavía quedan pendientes los TPS de Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Siria y Yemen, por un total de nueve mil 50 inmigrantes.

La agencia del Servicio de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) dijo que hasta el 20 de enero de 2017 en total había 10 TPS activos que amparaban de la deportación a 436 mil 900 inmigrantes indocumentados.

Los beneficiarios de TPS de esos tres países son madres y padres de aproximadamente 273, mil niños nacidos en EE. UU. que tendrán que irse o separarse de sus padres.