Jefa de Seguridad Nacional quiso renunciar tras regaño público de Trump

Jefa de Seguridad Nacional quiso renunciar tras regaño público de Trump

El presidente descargó su ira sobre Kirstjen Nielsen a quien acusó de no asegurar la frontera con México.

(POLÍTICA PARA MI).- La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, estuvo a punto de renunciar después de que el presidente Donald Trump la regañó duramente durante una reunión del gabinete sobre inmigración.

Nielsen dijo a colegas que después de que el mandatario la reprendió frente a todo el gabinete pensó en dimitir y hasta redactó una carta de renuncia, pero no la ha presentado.

Funcionarios del DHS piden cargos criminales a padres que cruzan frontera

Como jefa del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Nielsen está a cargo de los 20 mil empleados que trabajan para la oficina de Servicios de Inmigración y Aduanas, (ICE).

Según varios medios de prensa, que citan a fuentes de crédito, Trump estalló durante la reunión después de sostener una larga y acalorada discusión con Nielsen.

El diario The New York Times fue el primero en informar sobre la discusión entre el presidente y su ministra.

Según los informes, Trump acusó a su jefa de Seguridad Nacional de la incapacidad de evitar que ingresen a Estados Unidos inmigrantes indocumentados.

El mandatario estaba furioso con Nielsen, diciéndole que no estaba haciendo lo suficiente para asegurar la frontera.

LARGA DIATRIBA

Trump descargó su ira sobre Nielsen, que estaba sentada varios asientos a su izquierda, como parte de una larga diatriba en la que el presidente criticó a su gabinete por lo que dijo era una falta de progreso en la protección de las fronteras del país contra los inmigrantes indocumentados.

Pero Nielsen se mantuvo firme, citando la ley en ciertos casos, según el recuento de otras personas que estuvieron presentes durante la reunión.

Investigarán política del gobierno de separar a familias inmigrantes

Otro funcionario de la Casa Blanca confirmó que el presidente estalló por el tema de la inmigración y describió los comentarios como “enojados y acalorados”, pero también como bastante típico de Trump en este tema.

Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional negó rotundamente que Nielsen amenazó con renunciar.

“El artículo de @nytimes que alega que la secretaria redactó una carta de renuncia ayer y estuvo a punto de renunciar es falso”, dijo Tyler Houlton.

“Hoy la secretaria está trabajando duro en la agenda del presidente centrada en la seguridad y apoyando a los hombres y mujeres de @DHSgov”, agregó.

Por su parte, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que “el presidente se ha comprometido a arreglar nuestro quebrado sistema de inmigración y nuestras porosas fronteras. Somos un país de leyes y el presidente y su administración las impondrán”.