Preocupa el uso innecesario o accidental de los medicamentos para el ADHD

Preocupa el uso innecesario o accidental de los medicamentos para el ADHD

Muchos niños utilizan incorrectamente los fármacos recetados para tratar el desorden conocido como ADHD.

Washington, D.C. (Entravision) – La exposición a medicamentos comunes utilizados para tratar el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, ADHD por sus siglas en inglés, ha incrementado en más del 60% en niños y adolescentes en Estados Unidos.

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, el ADHD es una condición neuroconductual caracterizada por un patrón continuo de falta de atención, hiperactividad y/o impulsividad que interfiere con el funcionamiento o el desarrollo de una persona.

También, es uno de los trastornos de conducta más comunes entre los niños o adolescentes de todas las edades.

Un estudio publicado en la revista de Pediatría reveló que en los últimos 15 años el número de llamadas de emergencia a los Centros para el Control de Envenenamiento de Estados Unidos incrementaron drásticamente.

Investigadores encontraron que el número de llamadas aumentó de 7,018 en 2000 a 11,486 en 2014, un aumento del 64%.

De las aproximadamente 156,000 llamadas recibidas durante el período de estudio, aproximadamente el 82% se consideraron exposiciones no intencionales y el 18% se consideraron intencionales.

Además, hubo tres muertes relacionadas con la exposición a los medicamentos.

Entre los casos más preocupantes están los niños pequeños que recibieron por error una doble dosis de la recetada.

Esto ha incrementado los esfuerzos para educar a los padres a seguir las normas del médico y controlar los medicamentos de sus hijos.

Sin embargo, en los adolescentes el fácil acceso a las drogas simplifica el abuso intencional de los fármacos, resultando en sobredosis, adicciones, intentos de suicidio, e incluso la muerte.

Para prevenir la sobreexposición intencional o no intencional a estos medicamentos, expertos sugieren que los padres los guarden en un lugar seguro y desechen los medicamentos que no se usen.