Gobierno de Trump alojará a niños inmigrantes en carpas

Gobierno de Trump alojará a niños inmigrantes en carpas

Funcionarios del Departamento de Salud evalúan varias bases militares de Texas para construir campamentos de tiendas de campaña.

(POLÍTICA PARA MI).- El gobierno del presidente Donald Trump planea construir campamentos de tiendas de campañas en las bases militares de Texas para alojar a los niños inmigrantes que son separados de sus padres en la frontera.

Funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) confirmaron al servicio de noticias McClatchy que están considerando Fort Bliss, la Base de la Fuerza Aérea Dyess en Abilene y la Base Aérea Goodfellow en San Angelo, como posibles refugios temporales para los niños inmigrantes.

En Fort Bliss, una extensa base del Ejército cerca de El Paso, el gobierno podría  construir un campamento de tiendas de campaña para albergar entre 1,000 y 5,000 niños, según datos de funcionarios estadounidenses y otras fuentes familiarizadas con los planes.

¿Cómo vivirán los niños inmigrantes si son llevados a bases militares?

“El HHS determinará si alguno de los tres sitios evaluados es adecuado”, dijo un funcionario del departamento.

La administración dijo que es apropiado tener una combinación de camas “estándar” disponibles durante todo el año y camas “temporales” que puedan estar asequibles para abordar cualquier aumento en los flujos migratorios.

REFUGIOS LLENOS DE NIÑOS INMIGRANTES

Más de 10,000 niños inmigrantes se encuentran detenidos en los refugios de HHS, que ya están llenos en un 95%, según ha revelado la administración de Trump.

El número de menores bajo la custodia del gobierno, que permanecen detenidos sin sus padres, aumentó en más del 20% después de que el Fiscal General Jeff Sessions lanzó su política “cero tolerancia” hacia los inmigrantes indocumentados.

Trump advierte sobre los niños inmigrantes: “no son inocentes”

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados del HHS es responsable del cuidado de los más de los miles de niños migrantes detenidos sin un padre o tutor desde el 2014, cuando una oleada de madres y niños salvadoreños, hondureños y guatemaltecos partieron al Valle del Río Grande en Texas, huyendo de la violencia y la pobreza.

Por lo general, los niños no acompañados son entregados a la familia o retenidos en un refugio del HHS, como un centro de detención o un campamento de tiendas de campaña.

Los que llegan ahora con sus padres también están siendo separados de ellos y enviados a refugios del HHS o familias patrocinadoras.

EL ENTORNO APROPIADO

El HHS trata de colocar a los niños no acompañados en un entorno apropiado mientras se identifica a un patrocinador que puede cuidar al niño mientras se lleva a cabo su caso de inmigración.

ONU exige a Trump que detenga la separación de familias inmigrantes

Esto ayuda a proteger la frontera, pero también evita que los niños vulnerables caigan en manos de los traficantes, dijeron las autoridades.

“La falta de protección de los padres, y el peligroso viaje que toman, hacen que los niños extranjeros no acompañados sean vulnerables al tráfico humano, la explotación y el abuso”, dijo el oficial de HHS.