Partido Republicano se transforma en el partido de Trump

Partido Republicano se transforma en el partido de Trump

El partido de firme ideología de Abraham Lincoln y Ronald Reagan parece estar casi unánimemente identificado con el presidente.

(POLÍTICA PARA MI).- En los últimos meses, el Partido Republicano se ha transformado en el partido de Donald Trump.

Tanto así, que a pesar de que es uno de los presidentes menos populares en la historia de Estados Unidos, entre los miembros del GOP Trump actualmente cuenta con la segunda calificación de aprobación más alta dentro su “propio partido” que haya sido registrada en la historia de 87%.

Trump dice que no firmará el plan “moderado” de inmigración

Solo el expresidente George W. Bush obtuvo mejor calificación, y fue justo después del ataque terrorista en Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

En vez de estar unido por la ideología republicana, el partido de Abraham Lincoln y Ronald Reagan parece estar casi unánimemente identificado con un hombre, que constantemente desafía las normas morales que una vez marcaron al GOP (el Gran Viejo Partido).

En el Congreso, los legisladores republicanos temen proponer cualquier proyecto de ley que podría no ser del gusto del mandatario.

EL DUEÑO DE BURDELES Y EL CONFEDERADO

Los resultados de las primarias del pasado martes lo dicen todo: en Nevada ganó la nominación a un escaño de la legislatura Dennis Hof, uno de los alcahuetes más conocidos del estado, propietario de media docena de burdeles.

La foto de Hof rodeado de mujeres medio desnudas no desalentó a los votantes republicanos, y él mismo admitió que Trump tuvo que ver con su victoria.

Dos senadores republicanos suenan alarma sobre Trump

“Todo se debe a que Donald Trump fue el Cristóbal Colón para mí”, dijo Hof a la agencia de Prensa Asociada.

“Él encontró el camino, y yo lo aproveché”, agregó.

En Virginia, Corey Stewart ganó la nominación del GOP para retar al senador demócrata Tim Kaine.

Stewart se moldea a sí mismo a la imagen de Trump, y ganó notoriedad por jurar proteger los monumentos confederados, incluso después de la violencia que desataron grupos neonazi y supremacistas blancos en Charlottesville el año pasado.

En una carrera de Carolina del Sur, los votantes rechazaron al representante Mark Sanford a favor de un legislador estatal que lo había condenado por criticar públicamente al presidente, y que Trump apoyó horas antes de abrirse las urnas.

Esos resultados se produjeron una semana después de que los republicanos de Alabama desalojaran a la representante Martha Roby, acusada de no apoyar al presidente lo suficiente.

EL CULTO A TRUMP

Hasta el propio senador republicano de Tennessee Bob Corker admitió esta semana que “estamos en un lugar extraño”, en cuanto a lo que calificó “el culto a Trump”.

Senadores republicanos empiezan a darle la espalda a Trump

“Se está convirtiendo en una cosa de culto, ¿no? No es un buen lugar para que una parte tenga una situación de culto en lo que se refiere a un presidente que, supuestamente, es del mismo partido”, dijo el legislador que se retira este año.

“Se está convirtiendo en una cosa de culto”

“Tener una administración que se despierta todos los días en una base ad hoc simplemente inventando cosas a medida que avanzan sin ninguna coherencia en ello, creo que tenemos que sopesar eso realmente haría que tengan que pensar en lo que hacen en vez de: ‘Bueno, estoy enojado con X hoy, así que haré esto’”, agregó Corker.