Latina derrota a congresista en Nueva York

Latina y con 28 años derrota a veterano congresista en Nueva York

La mujer venció al representante Joe Crowley que llevaba dos décadas en el Congreso

(POLÍTICA PARA MÍ).- Alexandria Ocasio-Cortez, una latina de 28 años que participa en su primera campaña, derrotó al representante Joe Crowley —que lleva 10 periodos en el cargo— en el decimocuarto distrito congresista de Nueva York, proyecta CNN, en el enfrentamiento más impactante de una temporada política dinámica.

Ocasio-Cortez, activista y miembro de los Socialistas Democráticos de Estados Unidos, se ganó a los votantes en el distrito donde las minorías son mayoría con una oferta eficiente para las bases, incluso cuando Crowley, demócrata de cuarto rango en la Cámara de Representantes, la excedió en financiación por un margen de 10 a 1.

Esta es la primera vez en 14 años que un demócrata intenta derrotar a Crowley, quien preside a los demócratas del condado de Queens. Su derrota marca un cambio radical potencial en la política del partido, un resultado con implicaciones para los demócratas a nivel nacional que recordaría —algo que los progresistas señalaron durante la campaña— la derrota del exlíder de la mayoría republicana Eric Cantor ante el insurgente Dave Brat, respaldado por el Tea Party en junio ​​de 2014.

“Este no es el fin, es el principio. Este es el principio porque el mensaje que enviamos al mundo esta noche es que no está bien poner a los donantes antes que a tu comunidad”, les dijo Ocasio-Cortez a sus seguidores entusiastas el martes en la noche.

Ella describió su victoria como un triunfo sobre “la profunda medianoche y oscuridad” del momento político, y como un mensaje para sus compañeros progresistas de que su tipo de activismo puede tener éxito a gran escala.

“Ustedes le han dado esperanza a este país, le han demostrado a este país que cuando golpean a la puerta de su vecino, cuando van a ellos con amor, cuando les hacen saber que sin importar su postura están con ellos, que nosotros podemos hacer el cambio”, dijo Ocasio-Cortez.

A pesar de que Ocasio-Cortez se inclina desafiantemente a la izquierda —con propuestas como atención médica universal, garantía federal de empleo y la abolición de ICE encabezando sus planes— Crowley se apoyó en lo que es un evidente récord liberal. Fue el primer miembro del liderazgo demócrata de la Cámara que firmó en apoyo de “Medicare para todos” y ha sido un firme defensor de los derechos de los inmigrantes. Pero Crowley tuvo varios tropiezos en la campaña, el probable residuo de pasar tanto tiempo sin una contienda en las primarias del partido.

Citando conflictos con sus horarios, Crowley no asistió al debate en el Bronx con Ocasio-Cortez, enviando a la exconsejal Annabel Palma en reemplazoEn un editorial, el diario The New York Times tomó nota de su ausencia y alertó que el ambicioso congresista daba los votos de sus constituyentes por sentado.

“¿Qué somos?”, dijo la junta editorial del diario en nombre de los votantes, “¿un cero a la izquierda?”.

En una entrevista horas antes de que las urnas fueran abiertas este martes, Ocasio-Cortez dijo que su ausencia al debate esa noche fue “irrespetuosa, no solo para mí, sino para toda la comunidad”. En Twitter, luego del debate, señaló que Palma, también de origen latino, tenía “un ligero parecido a mí”.

“Entiendo que no haya sido retado durante 14 años”, dijo Ocasio-Cortez, “pero eso no significa que no esté ocurriendo una elección. De hecho, lo que ocurre en este momento es histórico y es una oportunidad para presentarse a la comunidad”.

Ocasio-Cortez también ha estado en primera línea, como el fin de semana pasado, cuando viajó para unirse a las protestas en un centro de detención de ICE en Texas, una reacción de los progresistas contra las políticas fronterizas y de inmigración de la administración Trump. Ocasio-Cortez ha sido una impulsora de la abolición de esa agencia, un tema que ella relaciona con la población diversa de su distrito.

“Tenemos familias y comunidades aquí (en el decimocuarto distrito) de Ecuador y Colombia, Bangladesh, Corea, Pakistán, y los veo todos los días, muchos de ellos están asustados por lo que está pasando”, agregó. “Con mi campaña, en términos de inmigración, estamos tratando de decir, ‘oye, te apoyamos’”.

Crowley también criticó a ICE, llamándola “fascista”, pero no llegó a pedir su eliminación. Durante un debate televisado con Ocasio-Cortez menos de dos semanas antes de las primarias, Crowley argumentó que “simplemente la abolición de la agencia no la quita de las manos de (el secretario de Justicia) Jeff Sessions o de este presidente”.

Luego giró hacia lo que había sido el tema principal de su campaña, el argumento de que, con Trump en la presidencia, los demócratas debían apoyarse en legisladores experimentados, y que se apartaran de revoltosos ideológicos, para conducir la oposición en el Capitolio.

“Se trata de hacer el cambio en Washington”, dijo Crowley, quien en su papel de líder ha recaudado fondos para los demócratas de todo el país. “Se trata de que los demócratas retomen el control de la Cámara de Representantes, y eso es lo que voy hacer”.

Pero con los resultados de este martes, probablemente lo haga desde la banca.

“Quiero felicitar a la señora Ocasio-Cortez por su victoria esta noche”, dijo Crowley en un comunicado. “Buscaré apoyarla a ella y a todos los demócratas en noviembre. El gobierno de Trump es una amenaza para todos los que estamos aquí en Queens y en el Bronx, y si no ganamos la Cámara en noviembre, perderemos el país que amamos”.

**Con información de CNN en Español.