La incertidumbre de ser ciudadano: hay más casos de desnaturalización

La incertidumbre de ser ciudadano: hay más casos de desnaturalización

El gobierno de Trump revisa solicitudes de ciudadanía para detectar las mentiras y los fraudes.

(POLÍTICA PARA MI).- Al tiempo en que han aumentado las solicitudes de ciudadanía desde que se inició la presidencia de Donald Trump, se han incrementado los casos en que el gobierno inicia un proceso de desnaturalización, para despojar de la ciudadanía a un inmigrante.

Cómo el gobierno podría despojar de la ciudadanía a miles de inmigrantes

El gobierno dice que, como lo ha hecho anteriormente, lo que hace es buscar casos de fraude entre los 21.2 millones de ciudadanos naturalizados, desde personas sospechosas de crímenes de guerra o terrorismo hasta los que tienen matrimonios o identidades falsas.

Pero la administración resaltó que solo las personas que han mentido deliberadamente al gobierno tienen alguna razón para preocuparse.

Eso a pesar de que la Corte Suprema decidió por unanimidad que la ciudadanía no puede ser revocada por falsedades menores que fueron incluidas en la solicitud de naturalización.

Corte Suprema: EE.UU. no puede quitar la ciudadanía por una mentira

La agencia de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) dijo que naturalizó a más personas en los primeros seis meses de este año que en el mismo período para cada uno de los cinco años anteriores.

MÁS SOLICITUDES, MÁS DESNATURALIZACIONES

MGN

Por lo general, USCIS naturaliza de 700 mil a 750 mil personas cada año; en 2017, ese número fue de 715 mil, a pesar de un aumento del 35% en las solicitudes que comenzaron en el período previo a las últimas elecciones presidenciales.

Sin embargo, también se incrementó el número de casos de desnaturalización, que en promedio eran de  11 cada año entre 1990 a 2017.

Solo las personas que han mentido deliberadamente al gobierno tienen alguna razón para preocuparse

La cifra aumentó a 15 en 2016 y alrededor de 25 en 2017, según reveló al diario The New York Times el Departamento de Justicia (DOJ).

En lo que va de 2018, el gobierno ha presentado unos 20 casos para la desnaturalización.

Se espera que el número de casos de desnaturalización suban aún más con la nueva oficina de USCIS que investiga los posibles “fraudes” en las solicitudes de ciudadanía.

LAS HUELLAS DIGITALES

Como parte de la denominada “Operación Janus”, esa oficina revisará las nacionalizaciones que fueron marcadas después de que los viejos registros de huellas digitales en papel fueran escaneados en una base de datos del gobierno hace una década aseguró el Times.

Con nuevas reglas, USCIS podrá negar más visas y pedidos de ciudadanía

Los escaneos permitieron a las autoridades de inmigración encontrar personas a quienes se les había otorgado la ciudadanía a pesar de tener condenas penales u órdenes de deportación anteriores.

“No buscamos desnaturalizar a las personas”

Un informe de 2016 del inspector general para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) descubrió que aún no se habían cargado más de 315 mil registros de huellas digitales para personas que habían sido deportadas o tenían condenas penales.

El informe sugirió a USCIS que destinara fondos y trabajadores adicionales para la tarea a partir de enero de 2017.

Hasta ahora, cerca de 2,500 casos han requerido una revisión en profundidad, y cerca de 100 casos han sido remitidos al DOJ, aunque los fiscales no han perseguido a todos.

Daniel Renaud, director asociado de operaciones de campo de USCIS, dijo al The New York Times que “no buscamos desnaturalizar a las personas. No vamos a salir y decir: ‘¿A quién nos naturalizamos el año pasado? ¡Abramos ese archivo y echemos un vistazo!'”

Renaud agregó que, al igual que con cualquier otra aprobación de inmigración, “si hay fraude, entonces creemos que es de interés para todos que lo solucionemos”.