¡Falla el gobierno! Qué pasará con las familias que no fueron reunificadas

¡Falla el gobierno! Qué pasará con las familias que no fueron reunificadas

El congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez nos relata la experiencia desgarradora de una madre separada de su hijo. 

Washington, D.C. (Entravision) –  El pasado mes de abril el gobierno estadounidense puso en marcha su política de “cero tolerancia” hacia la inmigración indocumentada en la frontera sur entre México y Estados Unidos.

Una de las consecuencias más sonadas de esta medida fue que las autoridades separaron a más de 2,500 niños de sus padres.

Sin embargo, esta política de “separación de familias” fue suspendida por el presidente Donald Trump a mediados de junio tras recibir una fuerte oleada de críticas a nivel nacional e internacional.

Además, el juez federal de San Diego Dana Sabraw falló el mes pasado de que todos los menores detenidos y separados bajo la política de “cero tolerancia” debían ser entregados a sus familias o encargados.

La reunificación se aceleró aún más por una orden judicial que fijó una fecha límite, el 26 de julio, para que el gobierno estadounidense dejara en libertad a todos los niños migrantes de edades entre los 5 y los 17 años separados de sus familias en los últimos meses.

Según cifras oficiales, 1,442 niños, la mayoría, ya fueron reunificados con sus padres quienes permanecen bajo custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, otros 378 fueron liberados bajo lo que el gobierno describe como “circunstancias adecuadas”, un concepto que incluye a los menores que fueron devueltos a padres que ya estaban libres de la custodia del gobierno, aquellos que fueron enviados con otro pariente o un amigo de la familia, y aquellos que son mayores de 18 años.

Y de los 711 calificados como no elegibles, los padres de 120 habían “renunciado a la reunificación” y 431 de ellos ya no están en Estados Unidos ya que fueron deportados a sus países de origen.

Además, decenas de niños más siguen separados por la llamada “alerta roja adulta”, en referencia a situaciones en las que el menor puede estar en peligro si es devuelto a sus padres.

Tsi-tsi-ki Félix conversó con Abel Núñez, director ejecutivo de la organización Carecen y con el congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez sobre si se están violando o no los derechos humanos de estas familias al mantenerlas separadas.