Programa secreto de vigilancia rastrea pasajeros en aeropuertos y vuelos

Programa secreto de vigilancia rastrea pasajeros en aeropuertos y vuelos

El programa “Quiet Skies” de la TSA vigila a ciudadanos de EE.UU. que no están bajo investigación.

(POLÍTICA PARA MI).- ¿Acostumbras a dormir durante tu vuelo? ¿Te pones nervioso cuando despega el avión? ¿Te cambias de ropa una vez aterrizas? ¿Cómo es tu mirada mientras te trasladas por los aeropuertos del país?

La respuesta a todas esas preguntas las podría tener la Administración de Seguridad de Transporte (TSA), aunque tu nombre no figure en la lista de personas sospechosas de ser terroristas.

Como parte de un programa secreto de la TSA, agentes federales están rastreando a ciudadanos estadounidenses que no están bajo investigación o que no están en ninguna lista de vigilancia terrorista, reveló el diario The Boston Globe.

Sin acuerdo en el Senado se interrumpen programas de vigilancia

Los agentes recopilan información extensa sobre los movimientos y el comportamiento de las personas mientras viajan bajo el nuevo programa de vigilancia doméstica “Quiet Skies” (Cielos Tranquilos).

El programa, que no había sido divulgado previamente, se dirige específicamente a los viajeros que “no están siendo investigados por ninguna agencia y no están en la Base de Datos de Detección de Terroristas“, según un boletín de la TSA de marzo pasado en manos de The Globe.

PATRONES DE VIAJES ANTERIORES

Antes de que las personas suban al avión y sean observadas por los comisarios aéreos federales, los funcionarios usan información de la comunidad de inteligencia y sus patrones de viaje anteriores para ayudar a elegir a quién dirigirse, según explicó un funcionario de la TSA a la cadena de noticias CNN.

Los agentes recopilan información extensa sobre los movimientos y el comportamiento de las personas mientras viajan

El boletín interno de la agencia describe que el objetivo del programa es frustrar las amenazas a los aviones comerciales “planteadas por terroristas desconocidos o parcialmente conocidos”, y otorga a la agencia una amplia discreción sobre qué pasajeros aéreos deben concentrarse y qué tan cerca pueden estar de ellos.

Sube en un 60% la inspección de celulares de los viajeros en 2017

Bajo Quiet Skies, miles de estadounidenses desprevenidos han sido objeto de la vigilancia selectiva en el aeropuerto y durante el vuelo, llevada a cabo por pequeños equipos de mariscales armados y encubiertos, según documentos del gobierno.

Esos equipos documentan si los pasajeros se mueven nerviosamente, usan una computadora, tienen un “salto” en su manzana de Adán o una “mirada fría y penetrante“, entre otros comportamientos, según los registros.

Los comisarios aéreos toman nota de estas observaciones, minuto a minuto, en dos informes separados y envían esta información a la TSA, asegura The Globe.

SELECCIÓN AUTOMÁTICA

Todos los ciudadanos estadounidenses que ingresan al país son seleccionados automáticamente para ser incluidos en Quiet Skies; sus patrones de viaje y afiliaciones son revisados, y sus nombres se comparan con una lista de vigilancia terrorista y otras bases de datos, según documentos de la agencia.

Pasajeros hacia EE.UU. enfrentarán mayor escrutinio de seguridad

Pero, aclaró la TSA dijo que el programa no apunta a estadounidenses comunes.

“El objetivo del programa no es vigilar a los estadounidenses comunes, sino garantizar que los pasajeros y la tripulación de vuelo estén protegidos durante los viajes aéreos,