Juez: Gobierno es “100%” responsable de encontrar a padres deportados

Juez: Gobierno es “100%” responsable de encontrar a padres deportados

El juez Dana Sabraw señaló que no fueron los abogados de la ACLU quienes separaron a las familias en primer lugar.

(POLÍTICA PARA MI).- Un juez federal rechazó el viernes una solicitud del gobierno del presidente Donald Trump para que la Unión de Libertades Civiles (ACLU) se hiciera cargo de ubicar a los padres que fueron deportados sin sus hijos.

El juez de distrito Dana Sabraw dejó bien claro que el gobierno carga con el “100 por ciento” de la responsabilidad de reunificar a esos padres con sus hijos que se quedaron en Estados Unidos, debido a la política de “Cero Tolerancia” del gobierno que generó la separación de las familias en la frontera.

“La realidad es que por cada padre que no está ubicado, habrá un niño huérfano permanentemente, y eso es 100% responsabilidad de la administración” -Juez Sabraw

Sabraw indicó que la ACLU y un equipo de organizaciones no gubernamentales, voluntarios y abogados pro bono pueden ayudar a localizar a unos 400 padres que fueron deportados y aún no han sido localizados por el gobierno.

Pero el magistrado señaló que no fueron los abogados de la ACLU quienes separaron a las familias en primer lugar en la frontera.

“La realidad es que por cada padre que no está ubicado, habrá un niño huérfano permanentemente, y eso es 100% responsabilidad de la administración”, dijo Sabraw.

“El gobierno tiene la única carga, la responsabilidad y la obligación de realizar (las reunificaciones)”, añadió el juez.

Después de crear el caos de cientos de familias migrantes separadas con su política de “cero tolerancia” en la frontera, el gobierno del presidente Donald Trump intentó echarle a otros la carga de reunificar a niños con padres que fueron deportados.

Refugios para niños migrantes: una “mina de oro” para los depredadores

Pero la organización, que demandó al gobierno federal en nombre de los padres separados, respondió que el gobierno de Trump “debe asumir la carga más importante de encontrar a los padres”.

Las autoridades argumentan que es responsabilidad de la ACLU, no del gobierno federal, encontrar a esas madres y padres expulsados del país.

Se trata de más de 450 madres y padres que fueron deportados sin sus hijos antes de que el presidente Trump suspendiera la separación de familias en junio pasado.

Se suspende la persecución de familias migrantes en la frontera, dicen

SEPARACIÓN DIFICULTOSA

Del total de 2,500 niños que fueron arrancados de sus padres, el gobierno ha logrado reunificar a más de 1,800. Pero cientos de menores permanecen en centros de detención gubernamentales porque sus padres tienen antecedentes penales, sus casos siguen bajo revisión o sus padres están fuera del país.

“No solo fue la inconstitucional práctica del gobierno de separación lo que provocó esta crisis, sino que el gobierno de Estados Unidos tiene muchos más recursos que cualquier grupo de ONG” -ACLU

En documentos judiciales presentados ante una corte de San Diego, California este jueves, las autoridades federales solicitaron que la ACLU ayude a encontrar los padres deportados en Guatemala, El Salvador y Honduras.

Abogados del Departamento de Justicia (DOJ) escribieron al tribunal que la ACLU debería usar sus “recursos considerables”, su red de grupos de defensa e información del gobierno para ubicar a los padres trasladados a países extranjeros.

Vence el plazo y aún quedan cientos de familias migrantes por reunificar

Los abogados de la ACLU se rebelaron contra las demandas de la administración, pero aseguraron al juez Dana Sabraw que harán “todo lo que puedan”.

“No solo fue la inconstitucional práctica del gobierno de separación lo que provocó esta crisis, sino que el gobierno de Estados Unidos tiene muchos más recursos que cualquier grupo de ONG”, escribieron los abogados de la ACLU en la presentación del tribunal.

“Por lo tanto, los demandantes esperan que el gobierno tome medidas importantes y rápidas para encontrar a los padres por su cuenta”, agregaron.

FALTA DE UN PLAN

La ACLU escribió que “no hay un plan para encontrar padres deportados”, que se encuentran dispersos en varias ciudades de Centroamérica y que, en muchos casos, dejaron información mínima sobre su dirección.

“A menudo se requiere cierto grado de investigación y detective para rastrear la información de contacto más actualizada para los deportados”, escribió la ACLU.

“Además, debido a que los padres deportados pueden estar escondiéndose de los perseguidores, a menudo no es fácil rastrear exactamente dónde se encuentran. Esto significa que se deben buscar todas las pistas posibles”.