Gobierno de Trump niega pasaportes a ciudadanos latinos en la frontera

Gobierno de Trump niega pasaportes a ciudadanos latinos en la frontera

La política es parte de la estrategia de la administración de Trump para reducir la inmigración, tanto legal como ilegal.

(POLÍTICA YA).- El gobierno del presidente Donald Trump le está negando los pasaportes a ciudadanos estadounidenses de origen latino que residen en Estados Unidos cerca de la frontera.

Abogados de inmigración y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes revelaron al diario The Washington Post que las denegaciones y revocaciones del pasaporte están en aumento.

2,500 NATURALIZADOS EN RIESGO DE PERDER LA CIUDADANÍA

Bajo el argumento de que los certificados de nacimiento son falsos, la administración de Trump está cuestionando la ciudadanía de las personas que han vivido, votado y trabajado en Estados Unidos durante todas sus vida.

Esta política se está poniendo en ejecución en el sur de Texas como parte de la estrategia del gobierno de Trump para reducir la inmigración, tanto legal como ilegal.

En algunos casos, los solicitantes de pasaporte con certificados de nacimiento estadounidenses están siendo encarcelados en centros de detención de inmigrantes y se les está iniciando un proceso de deportación, asegura el Washington Post.

En otros, están atrapados en México, sus pasaportes repentinamente revocados cuando intentaron ingresar nuevamente al país.

“Estamos viendo que este tipo de casos se ha disparado”, dijo al Post Jennifer Correro, abogada de Houston que defiende a docenas de personas a quienes se les han negado los pasaportes.

EL VIEJO ARGUMENTO DE LAS PARTERAS

Al centro de la política figura un viejo argumento del gobierno de EE.UU. de que durante la década de 1950 hasta la década de 1990, algunas parteras y médicos a lo largo de la frontera de Texas y México proporcionaron certificados de nacimiento de EE.UU. a bebés que en realidad nacieron en el lado mexicano.

En una serie de casos judiciales federales en la década de 1990, varias parteras admitieron haber proporcionado documentos fraudulentos.

EJÉRCITO CONGELA DESPIDO DE SOLDADOS EN “VÍA RÁPIDA” PARA CIUDADANÍA

Basándose en esas sospechas, el Departamento de Estado denegó pasaportes a personas que nacieron con parteras en el Valle del Río Grande de Texas durante los gobiernos de George W. Bush y Barack Obama.

Según el Washington Post, las mismas parteras que proporcionaron certificados de nacimiento fraudulentos también dieron a luz miles de bebés legalmente, lo que hace casi imposible distinguir entre documentos legítimos e ilegítimos, todos emitidos oficialmente por el estado de Texas hace décadas.

DEMOSTRACIÓN FUNDAMENTAL

En un comunicado, el Departamento de Estado dijo que “no ha cambiado la política o la práctica con respecto a la adjudicación de solicitudes de pasaportes” y agregó que “la región fronteriza México-Estados Unidos es un área del país donde ha habido una incidencia significativa de fraude de ciudadanía”.

En su declaración, el Departamento de Estado dijo que los solicitantes “que tienen certificados de nacimiento presentados por una partera u otra partera sospechosos de haber participado en actividades fraudulentas, así como los solicitantes que tienen un certificado de nacimiento estadounidense y extranjero, se les pide que proporcionen documentación que establezca que nacieron en Estados Unidos”.

AHORA EL GOBIERNO BUSCA LIMITAR LA CIUDADANÍA A RESIDENTES PERMANENTES

“Las personas que no pueden demostrar que nacieron en Estados Unidos se les niega la emisión de un pasaporte”, agrega el comunicado.

Inmigración, Ciudadanía