niña llora en frontera

Familias separadas en la frontera demandan al gobierno de Trump

La demanda colectiva busca que la actual administración pague por la atención de salud mental que deben recibir los niños

El gobierno de Estados Unidos debe cubrir los costos del tratamiento de salud mental para los niños inmigrantes que las autoridades separaron de sus padres, argumenta una nueva demanda.

La demanda colectiva, presentada por un grupo de abogados en una corte federal esta semana, también busca denunciar daños no especificados para los niños afectados por la política de tolerancia cero del gobierno de Trump en la frontera.

El trauma que los niños y sus familias experimentaron, argumenta la demanda, “fue una alteración de la vida y continuará afectando su bienestar mental y emocional en los años venideros”.

La demanda, presentada el miércoles en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Massachusetts, se produce mientras las autoridades continúan los esfuerzos para cumplir con la orden de un tribunal federal de California de reunir familias separadas por el gobierno, incluidas algunas familias que se separaron antes de que comenzara la política de tolerancia cero.

LEE: ACLU revela los abusos que sufren niños migrantes en Estados Unidos

Cerca de 500 niños que fueron separados de sus padres permanecen bajo custodia del gobierno, de acuerdo con el recuento más reciente proporcionado por funcionarios en documentos presentados la semana pasada. Los funcionarios y un comité directivo dirigido por la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) están trabajando para rastrear a cientos de padres deportados y reunirlos con sus hijos.

Pero la demanda de esta semana argumenta que reunir a las familias no hace lo suficiente para reparar el daño causado por las políticas del gobierno.

“El daño es increíble y la atención se ha centrado en la reunificación porque, por supuesto, el juez ordenó eso”, dijo el jueves el abogado Jesse Bless a los periodistas. “Pero ahora se trata de la restauración. Y eso es algo de lo que el gobierno no se responsabiliza, pero hay que hacerlo desesperadamente, y estamos aquí para asegurarnos de que eso suceda”.

LEE: Juez detiene deportaciones de familias separadas en la frontera

La demanda describe las experiencias de tres niños supuestamente entre los más de 2 mil 500 que fueron separados de sus padres por funcionarios del gobierno. Uno se despierta por las noches con pesadillas, otro tiene terrores nocturnos y se despierta de noche llorando, y otro continúa atormentado por “recuerdo muy dolorosos”.

Esta no es la primera vez que los defensores han sugerido un fondo del gobierno para pagar el tratamiento de salud mental para niños de familias separadas. La ACLU también propuso tal medida en una presentación judicial en julio.

La portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Evelyn Stauffer, se negó a responder a las acusaciones de la demanda, diciendo que la agencia no comenta sobre litigios pendientes.

Una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional remitió las preguntas sobre el caso al Departamento de Justicia, que aún no ha respondido.

LEE: Logrará el gobierno de Trump reunificar a las familias separadas

Las autoridades han defendido previamente el tratamiento de niños inmigrantes bajo custodia.

Varios expertos en salud, incluidos pediatras, psiquiatras e internistas, hablaron en contra de la política de “tolerancia cero” antes de que el gobierno acabara con ella.

El director de la Academia Estadounidense de Pediatría le dijo a CNN en junio que la política equivalía a “nada menos que el abuso infantil sancionado por el gobierno“.

“Está creando una generación entera de niños que están traumatizados“, dijo la doctora Colleen Kraft.

*Con información de CNN

Inmigración, Demanda Judicial, Inmigración