DHS busca negar visas a posibles beneficiarios de programas sociales

DHS busca negar visas a posibles beneficiarios de programas sociales

Activistas lo llaman “un ataque a familias trabajadoras”

 La administración de Trump reveló este sábado un plan para hacer más difícil a inmigrantes llegar o quedarse en los Estados Unidos, si ellos o su familia podrían hacer uso de algún servicio o beneficio público

La regla propuesta anunciada por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) podría hacer que inmigrantes que buscan entrar a los Estados Unidos, no califiquen para visas o Green cards si se cree que podrían recibir ciertos beneficios públicos una vez que entren al país.

Inmigrantes también serían negados de un cambio en su estatus legal una vez que estén en los Estados Unidos si es que reciben o pueden recibir en el futuro beneficios públicos tales como vivienda y estampas alimenticias equivalentes a un ingreso determinado.

LEE: Gobierno de Trump negará permisos de trabajo a cónyugues con visas H-1B

La regla es una amplia expansión de una interpretación actual de lo que es considerado “el cargo público”, o alguien que es dependiente o posiblemente se vuelva dependiente del gobierno. El concepto de “cargo público” tiene una larga historia en leyes migratorias, pero esta propuesta sería mucho más amplia.

Si la ley sobrevive a todos estos cambios, significaría una serie de cambios que haría que más inmigrantes sean rechazados de los Estados Unidos, u orillados a renunciar a beneficios sociales para ellos o sus familias, mismos que serían derechos de otra manera.

“Bajo esta ley federal, todos aquellos que busquen inmigrar a los Estados Unidos deben demostrar que pueden mantenerse económicamente”, dijo Kristjen Nielsen, del Departamento de Seguridad Nacional, en un comunicado sobre esta propuesta.

LEE: Con nuevas reglas, USCIS podrá negar más visas y pedidos de ciudadanía

“Esta propuesta de regla implementará una ley aprobada por el Congreso que busca promover la inmigración con autosuficiencia y proteger los finitos recursos, asegurando que no se conviertan en cargas para los estadounidenses que pagan impuestos”, dijo Nielsen.

Activistas de inmigración reclaman que esta regla afectaría al país a la larga.

“El anuncio de hoy de la Administración de Trump es una treta administrativa para sustancialmente limitar la inmigración legal, de ser implementada, afectaría a nuestro país”, dijo Todd Schilte, presidente de FWD.us. “Esta política le costará a los Estados Unidos, a la larga, pues limitará la contribución de los inmigrantes trabajadores que buscan convertirse en residentes legales, a nadie le beneficia eso”. Los cambios propuestos crearán un criterio sujeto a subjetividades y un largo proceso burocrático a la hora de hacer una determinación. Es también otro intento para forzarnos a mermar la migración legal, de últimas destruyendo las comunidades de nuestro país”.

LEE: USCIS empieza a denegar solicitudes de visa con errores

Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Leyes Migratorias, emitió un comunicado criticando a esta noticia del domingo.

“Cómo contribuyes a tu comunidad, y no cómo luces o cuánto dinero tienes, debe ser lo que más importa. Esta propuesta hace todo lo contrario y deja muy claro que la administración de Trump sigue priorizando el dinero sobre la unidad familiar, asegurándose de que solo los ricos puedan costearse un futuro en este país”, dijo Hincapié.

“Este es un ataque a las familias trabajadoras y dice que para alcanzar el sueño americano, debes soñar primero en otra parte”, dijo Melissa Boteach, del Centro para el Progreso Americano.

Una vez que la regla sea publicada formalmente, comenzará un periodo de diálogo público entre los estadounidenses y grupos de interés. El DHS, por ley, debe revisar estos argumentos antes de finalizar la regulación. Los grupos activistas buscarán un cambio en la corte.

Inmigración, Departamento de Seguridad Nacional, Inmigración, Vídeo