Brett Kavanaugh y Christine Blasey Ford comparecen ante la corte

Brett Kavanaugh y Christine Blasey Ford comparecen ante la corte

Fueron cerca de 8 horas de emociones e ira

La Doctora Christine Blasey Ford compareció ante la corte y dio su declaración sobre los hechos acontecidos hace décadas, cuando, de acuerdo a su alegato, el juez Brett Kavanaugh la agredió sexualmente, dejándola “aterrada”, pensando en que sería violada.

Ford dijo que en cuando ella tenía 15 años, Kavanaugh tenía 17, los dos estaban en una fiesta en Maryland. Ella recuerda haber sido empujada hacia una habitación donde Kavanaugh “comenzó a tocarla y rozarla”.

LEE: Identifican a tercera mujer que acusa a Kavanaugh de agresión sexual

En la habitación, donde estaban Kavanaugh y su amigo Mark Judge, ella dijo que el ahora juez, alcoholizado, “la toqueteó e intentó quitarle la ropa”.

“Creía que me iba a violar. Intenté gritar por ayuda, cuando lo hice Brett uso su mano sobre mi boca para que dejara de gritar” dijo Ford.

“Esto fue lo que me tenía aterrada y lo que me dejó más marcada en mi vida. Me era difícil respirar y pensé que Brett me iba a matar accidentalmente”.

La Doctora Ford comentó que no dijo nada a sus padres inmediatamente después de los hechos, pues no quería revelar que había estado en una fiesta donde había alcohol, y porque Kavanaugh no la había violado.

LEE: Peligra la confirmación de Kavanaugh tras acusación de otra mujer

En 2002, Ford habló de este suceso durante una sesión de terapia de pareja. De acuerdo a Ford, ver a Kavanaugh figurando en la lista de candidatos a la Suprema Corte de Justicia la hizo sentir que debía revelar el abuso como un “deber cívico”.

Durante su declaración, la doctora Ford recalcó sentirse aterrada haciendo algo que, en realidad, no deseaba hacer pues se trataba de un episodio traumático de su vida, dice haberse decidido a hablar por el deber que tiene con la sociedad.

Después de su declaración, hubo un breve receso, seguido de una sesión de preguntas de parte de la fiscalía.

LA DECLARACIÓN Y LA IRA DE KAVANAUGH

Kavanaugh intervino en la tarde y negó categóricamente haber cometido nunca un abuso y contuvo las lágrimas al hablar de su hija.

“Yo no estaba en esa fiesta, la que describe la doctora Ford”, “Esto es un circo”, “Nunca ataqué a nadie”; fueron algunas de las frases más destacadas de la defensa de Brett Kavanaugh, acusado de agresión sexual por la profesora Christine Blasey Ford.

Ya tres mujeres han acusado públicamente a Kavanaugh y el Senado ha recibido otras dos acusaciones anónimas.

LEE: Acusación de abuso contra Kavanaugh mantiene en vilo a Washington

Los interrogatorios no hacen parte de un juicio, sino de una audiencia de confirmación. No hay cargos federales en contra de Kavanaugh, sino que se evalúa su credibilidad.

Sin embargo, aunque la impresión inicial era la de un Kavanaugh vulnerable, triste y desesperado por ser escuchado, este tono cambió luego de que dejó de tener un guión y comenzaron las preguntas y respuestas, en la que algunos demócratas no lo dejaron ir tan fácilmente.

Kavanaugh gritó sobre Dianne Feinstein, quejándose de lo “indignante” que fue no haberle dejado declarar antes ante ellos; cuando Sheldon Whitehouse le preguntó sobre su hábito con el alcohol, le contestó “me gusta la cerveza, ¿a usted le gusta la cerveza? ¿qué toma usted, Senador?” con un tono agresivo y petulante, el cual no va nada de la mano con la imagen de imparcialidad y tranquilidad, buen temple y temperamento que tanto defendió.

The New Yorker lo llama “el berrinche” de Kavanaugh, y bajo justa causa. Para internautas fue importante comentar otra cosa: de haber sido una mujer la que actuara com Kavanaugh, no se le quitaría el título de “histérica” y “hormonal”.

Nacional, Brett Kavanaugh, Vídeo