Trump quiere prohibir las protestas cerca de la Casa Blanca

Trump quiere prohibir las protestas cerca de la Casa Blanca

La actual administración propone varias medidas que restringirían seriamente las manifestaciones alrededor de la residencia oficial

El presidente Trump no soporta las protestas en su contra, e incluso ha sugerido que manifestarse debería ser ilegal mientras muestra su afinidad por dictadores que violan la libertad de expresión. Ahora, busca hacer lo posible por dificultar las protestas cerca de su residencia.

De acuerdo con un texto de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en su sitio de internet, la actual administración ha propuesto reducir drásticamente el derecho a manifestarse cerca de la Casa Blanca y la Explanada Nacional en Washington.

De esta forma, el gobierno de Donald Trump violaría órdenes de la corte que datan de décadas atrás. La propuesta cerraría el acceso a la mayor parte de la acera de la Casa Blanca, limitaría las protestas espontáneas y podría imponer multas a los manifestantes.

En 1967, en el marco de la Guerra de Vietnam, el gobierno federal intentó limitar las protestas en las inmediaciones de la Casa Blanca. La corte rechazó lo anterior y recordó que la zona en cuestión “constituye un sitio único para el ejercicio de los derechos de la Primera Enmienda”.

LEE: Ted Cruz es expulsado de restaurante por protestantes contra Kavanaugh

El Servicio de Parques Nacionales, que administra el área, planea cerrar un espacio de 20 pies en la acera frente a la Casa Blanca, limitando las protestas a un reducido espacio de solo cinco pies (poco más de un metro y medio). Esto violaría la orden de la corte mencionada en el párrafo anterior, que permite manifestaciones de hasta 750 personas en dicha acera.

La agencia no ofreció ninguna justificación para implementar esta medida. Se cree que no responde a cuestiones de seguridad, pues la ACLU informa que la barda de la residencia oficial será pronto reemplazada con una más alta y que además incluirá funciones para evitar que sea escalada. Esta fue aprobada en 2017 específicamente para satisfacer los “estándares modernos” de seguridad y permitir que la acera siga abierta.

LEE: Trump lleva su propio muro al Reino Unido para evitar las protestas

La nueva propuesta también cobraría a los manifestantes por cuestiones de limpieza y daños al césped, cargos que serían solo a las personas que acudan a protestar y no a los 45 millones de personas que visitan la misma zona cada año.

Las normas actuales indican que el Servicio de Parques Nacionales debe dar cabida a manifestaciones espontáneas si puede conseguir los recursos y el personal necesario para ello. La nueva propuesta cambia este punto y deja estas manifestaciones completamente a merced de la voluntad de la agencia.

LEE: Trump arremete contra manifestantes que exigen su declaración de impuestos

Asimismo, estas prohibirían la utilización de una tarima/escenario o un sistema de sonido a menos de que se haya tramitado un permiso con 48 horas de anticipación, tiempo mínimo que requiere la agencia para evaluar las preocupaciones de seguridad e impacto en las estructuras.

Nacional, Donald Trump, Protestas