Caravana de migrantes se trasladan a EE.UU. desde Guatemala

Verificando: ¿Puede Trump cerrar la frontera entre EE.UU. y México?

Ante el avance de una nueva caravana, el presidente amenazó con convocar a las fuerzas militares y cerrar la frontera sur.

(POLÍTICA YA). – Frustrado ante el avance de una nueva caravana de migrantes centroamericanos, el presidente Donald Trump amenazó este jueves con convocar a las fuerzas militares estadounidenses y cerrar la frontera entre Estados Unidos y México.

Trump además sugirió suspender el recién acordado tratado comercial con México y Canadá para reemplazar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN).

TRUMP AMENAZA CON ELIMINAR TODA AYUDA A HONDURAS POR CARAVANA DE INDOCUMENTADOS

Caravana de migrantes se trasladan a EE.UU. desde Guatemala
John Moore/Getty Images

No es la primera vez que Trump amenaza con cerrar la frontera sur por completo. El mandatario hizo comentarios similares en mayo cuando dijo que si no podía obtener fondos para el muro, “tendría que pensar en cerrar el país”.

Sin embargo, el presidente ha tenido que enfrentar la realidad: no puede cerrar la frontera y convocar a los militares sin violar leyes nacionales e internacionales.

Trump disparó sus nuevas amenazas mediante una serie de mensajes en su cuenta de Twitter.

“Además de detener todos los pagos a estos países, que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este ataque, y si no puedo hacerlo, llamaré el Ejército de los Estados Unidos y CIERRE NUESTRA FRONTERA SUR!”, dice uno de los tuits del presidente.

LA REALIDAD

La realidad es, sin embargo, que es poco probable que Trump pueda cumplir con sus amenazas.

Por una parte, el nuevo acuerdo comercial con México y Canadá, que reemplaza al TLCAN, aún debe ser firmado por los tres países y ratificado por el Congreso, y lo más seguro que los legisladores no lo harán antes del próximo año.

Por otra parte, la ley Posse Comitatus del siglo 19 prohíbe el uso de los militares para tareas civiles de aplicación de la ley fuera de las bases militares en EE.UU.

El uso de militares para ayudar a asegurar la frontera no es sin precedentes. Ya lo hicieron los presidentes George W. Bush y Barack Obama. En abril, Trump autorizó a la Guardia Nacional a proteger la frontera cuando avanzaba un grupo similar de migrantes centroamericanos.

PROPUESTA DE TRUMP DE DESPLEGAR TROPAS DE LA GUARDIA NACIONAL

Pero la misión de las tropas se limitó al apoyo pasivo para los agentes fronterizos, como la logística y la vigilancia.

Los oficiales militares instruyeron a las tropas para alertar a los agentes fronterizos si se encontraban con migrantes, en lugar de intervenir ellos mismos, excepto en casos de defensa propia. El Ejército también restringió el uso de armas al personal que puede necesitar usar la fuerza.

Por último, el presidente no puede cerrar la frontera a los migrantes sin violar leyes federales y/o internacionales que protegen a poblaciones vulnerables específicas (grupos como niños, familias y personas que afirman estar en peligro de muerte si son enviados a su país) que el Congreso y los tribunales han decidido que deben ser tratados con mayor cuidado.

La ley actual de EE.UU. establece que es legal que las personas sin documentos soliciten asilo cuando se presentan en un cruce fronterizo oficial.

Además “cerrar la frontera” detendría toda la inmigración legal y flujos de mercancías a EE.UU. lo que resultaría económicamente ruinoso.

RETÓRICA INCENDIARIA

Las nuevas amenazas de Trump de este jueves se suman a las que ya había lanzado en contra de Guatemala, Honduras y El Salvador sin esos países permitían el avance de la caravana de miles de migrantes.

Pero la incendiaria retórica de Trump no logra detener los ánimos de los migrantes que dicen que están viajando en busca de trabajo, mejores vidas para sus familias y un escape de las amenazas de pandillas.

La caravana se formó en la ciudad hondureña de San Pedro Sula y cruzó a Guatemala.

DE NUEVO, TRUMP SE ATORMENTA POR LA “CARAVANA” DE MIGRANTES

El grupo más avanzado de la caravana se encuentra en la zona guatemalteca de Tecún Umán, donde se han habilitado más de 10 albergues. Los más veloces ya han cruzado al lado mexicano, según la prensa local.

Por su parte, México anunció que reforzará la seguridad en la frontera. El gobierno del saliente presidente Enrique Peña Nieto ha movilizado a decenas de policías a lo largo del río Suchiate, la frontera con Guatemala para deportar a los inmigrantes irregulares.

“Toda persona que ingrese al país de manera irregular, será rescatada y sujeta a procedimiento administrativo y, en su caso, será retornada a su país de origen,”, aseguraron las Secretarias de Gobernación y Exteriores en un comunicado conjunto.

De seguro que el tema de la inmigración estará en la agenda del viernes cuando el secretario de Estado Mike Pompeo de EE.UU. tiene previsto reunirse con Peña Nieto.

 

Inmigración, Donald Trump, Video