Vigilia en Washington, DC por ataque a sinagoga de Pittsburg

Editorial: Liderazgo nacional para detener los ataques de odio

La vicepresidenta de Noticias Luisa Collins exhorta a los líderes políticos a dar el ejemplo y recordar los valores de unidad.

(POLÍTICA YA). – En el editorial de esta semana, la vicepresidenta de Noticias Luisa Collins analiza los crímenes llenos de odio que se han cometido en Estados Unidos en menos de una semana.

Collins señala que los líderes nacionales tienen la responsabilidad de zanjar las divisiones con el fin de crear un clima de seguridad y un ambiente político en base a los valores tradicionales de esta nación.

Por último, Collins advierte que en vez de militares y muro en la frontera, la urgencia es un liderazgo que contribuya a la unidad interna.

SEMANA VIOLENTA

¿Cómo recuperar la confianza tras una semana cargada de violencia motivada por el odio político y racial?

El horrible ataque contra una sinagoga en Pittsburg que causó 11 muertes, ocurrió un día después del arresto de un hombre en Florida por enviar paquete bombas a políticos y periodistas de todo el país.

¿Es que no podemos estar seguros en nuestros hogares, lugares de trabajos, en nuestros lugares más sagrados?

La respuesta está en nuestros líderes políticos, a quienes les toca dar el ejemplo y recordar a los demás el tipo de valores que, hasta ahora, han logrado contener las divisiones en este país.

AMBIENTE DE ODIO

El odio parece estar en aumento. En los últimos dos años, los ataques antisemitas se han más que duplicado.

También hay más expresiones de odio hacia los negros. Una y otra vez, vemos videos de gente blanca que agrede verbalmente a latinos porque creen que son inmigrantes indocumentados.

El odio del atacante de la sinagoga en Pittsburg parece haber nacido por la generosidad que muchos judíos han mostrado hacia los inmigrantes.

MILITARIZACIÓN

El presidente Trump ha condenado estos últimos actos de violencia, pero a la vez dispone el envío de miles de tropas a la frontera para detener la caravana de migrantes.

No necesitamos militares, ni muro en la frontera. Nuestra urgencia es un liderazgo que nos una a todos, aquí dentro.

 

Opinión, Ataques de odio