Mueller pide a FBI que investigue campaña que busca desprestigiarlo

Mueller pide a FBI que investigue campaña que busca desprestigiarlo

Así como desprestigiar a periodistas que manejen el tema de Rusia

La oficina del Fiscal Especial Robert Mueller, a cargo de la investigación sobre la manipulación de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, ha solicitado al FBI investigar qué hay detrás de una posible campaña para desprestigiar a Mueller y acusarlo de conducta inapropiada.

De acuerdo a varios medios de comunicación, parece ser que una empresa está detrás de una aparente conspiración para pagarle a mujeres para que denuncien haber sido acosadas sexualmente por Mueller en algún momento del pasado.

Varios periodistas, medios de comunicación y bloggeros políticos reportaron haber recibido un extraño correo electrónico, enviado desde una cuenta de Gmail, presuntamente de parte de una mujer que había sido contactada por una compañía, la cual le ofrecía dinero por firmar una declaración bajo juramento, acusando a Mueller de haberla acosado sexualmente cuando los dos trabajaron en una firma legal, a principios de la década de los setentas.

The Atlantic, NPR, BuzzFeed News, entre otros medios de comunicación, así como periodistas de investigación involucrados en el caso de la investigación sobre Rusia, han confirmado que en días pasados recibieron un correo con las mismas características.

LEE: Doble victoria para Robert Mueller y la investigación rusa

En un caso raro para la oficina de Mueller, quienes son reconocidos por casi nunca hacer declaraciones públicas, declararon este martes que, cuando se enteraron de las presuntas intenciones de alguien por pagarle a mujeres para que acusaran al fiscal general, de inmediato pidieron la intervención del FBI en el caso. Esto ocurrió la semana pasada

El FBI, por su parte, no ha declarado nada sobre el tema.

 

EL SUPUESTO REPORTE DE UNA FALSA VÍCTIMA

Jacob Wohl, un joven que apoya a Donald Trump y colabora para sitios de noticias conocidos por distribuir teorías de conspiración no confirmadas, publicó en su cuenta de Twitter que el miércoles se daría a conocer una “impactante” noticia sobre Mueller.

Scott Stedman, reportero independiente que cubre la investigación de Mueller, contestó en una serie de tuits que, se temía él, esto se trataba de una posible acusación falsa en contra del fiscal especial y que, incluso, una posible conspiración para también desprestigiar a los periodistas que siguen su investigación.

Stedman relata que una mujer se comunicó con varios periodistas y medios para reportar que una compañía que “trabajaba para un grupo de republicanos en Washington” le estaba ofreciendo 20 mil dólares, así como saldar sus deudas de tarjeta de crédito, si acusaba a Mueller de haberla acosado sexualmente cuando ella trabajó con él en una firma de abogados.

LEE: Exjefe de campaña de Trump quiso manipular a testigos, dice Mueller

Sin embargo, la identidad de la mujer, su papel en la empresa y su supuesta relación con Mueller nunca se pudo confirmar. Algunos incluso no pudieron confirmar que se tratara de una “mujer” la que escribía el correo, pues nunca se prestó para hablar por teléfono y menos reunirse con periodistas.

Stedman dice que tras investigar más, logró dar con la persona que supuestamente estaba ofreciendo dinero a varias mujeres para acusar a Mueller, y que el sujeto, sospechosamente, no tuvo reparo en dar detalles de su operación.

Todo esto, además de la imposibilidad de confirmar la información, le hizo creer que todo se trataba de un engaño para ver qué medio se atrevía a reportar la supuesta conducta inapropiada de Mueller.

LEE: Trump se inquieta por reunión de su asesor legal con Mueller

Otras escritoras como Natasha Bertrand de MSNBC, y Jane Meyer de el New Yorker, confirmaron que todo esto se trataba de un engaño.

De acuerdo a la supuesta mujer que se comunicó a los medios, detrás del pago está el abogado Jack Burkman, quien publicó en Twitter que el 1 de noviembre daría a conocer el caso de su clienta, quien “valientemente” hablaría del acoso que sufrió de parte de Mueller.

Cuando medios dieron a conocer lo extraño del caso y el posible engaño detrás, Burkman negó haber ofrecido dinero o tener algo que ver con Surefire Intelligence, la compañía que supuestamente, bajo instrucción de Burkman, se había comunicado con la mujer que reportó el suceso.

Hasta el momento, se piensa que detrás de todo esto hay una conspiración para desacreditar a los medios de comunicación y a la investigación de Mueller, a solo una semana de las elecciones de término medio.

Según investigaciones de periodistas, distintos medios e incluso usuarios de redes, Surefire Intelligence es una empresa falsa que tiene detrás a Jacob Wohl.

Nacional, FBI