stacey abrams

Stacey Abrams se retira de la contienda pero no acepta la derrota

Dio un feroz discurso a sus seguidores este viernes

La demócrata Stacey Abrams renunció a la contienda el pasado viernes, otorgando el triunfo al republicano Brian Kemp, quien se convertirá en el próximo gobernador de Georgia. Abrams, de haber ganado, hubiera sido la primera mujer afroamericana en conseguir el puesto.

El anuncio surgió más de una semana después de que procesos legales posteriores a las elecciones, provenientes de la campaña de Abrams y sus aliados, con los que buscaban reducir la brecha de votos con el fin de crear una segunda ronda.

LEE: Esta mujer podría ser la primera gobernadora negra del país

Abrams había considerado más procesos legales en la mañana del viernes, pero finalmente decidió retirarse con un discurso a sus seguidores y miembros de campaña, en Atlanta.

A pesar de retirarse de la contienda, el discurso de Abrams no era uno de derrota, sino de feroz crítica a la campaña de su contrincante.

“Seamos claros, esta no es una declaración de concesión, porque la concesión significa que las cosas estuvieron bien, apropiadas”, dijo Abrams. “Como una mujer de conciencia y fe, no puede conceder. Pero, mi evaluación es que la ley actualmente no permite ningún otro remedio viable. Ahora, sin duda puedo presentar un nuevo caso para mantener vivo este concurso, pero no quiero ocupar cargos públicos si necesito conspirar para llegar hacia él. Porque el título de gobernador no es tan importante como nuestro título compartido: los votantes. Y es por eso que seguimos luchando.”

Abrams ha descrito a Kemp como “un arquitecto de la supresión del voto” y en sus declaraciones ha dicho que él intencionalmente hizo el proceso electoral “una penuria desgarradora” para muchos en Georgia.

“Bajo la vigilancia del ahora anterior secretario de estado, la democracia falló en Georgia”, dijo Abrams sobre Kemp, quien fue el coordinador de elecciones en el estado por más de diez años, antes de renunciar después de las pasadas elecciones, donde él compitió.

LEE: Kemp renuncia a su cargo actual a pesar de no ganar la elección oficialmente

“No se equivoquen, el anterior secretario de estado fue deliberado e intencional en sus actos”, agregó la demócrata. “Sé que ocho años de privación sistemática, desinversión e incompetencia tuvieron el efecto deseado en el proceso electoral en Georgia”.

Más temprano, la campaña de Abrams había lanzado un anuncio que pedía a los votantes compartir sus historias de problemas que enfrentaron en las urnas.

LEE: Ciudadanos se enfrentan a problemas durante votaciones

En una declaración, Kemp dijo “hace unos momentos, Stacey Abrams concedió la contienda y oficialmente concluyó su campaña de gubernatura. Aprecio su pasión, su arduo trabajo y su compromiso por el servicio público”.

La contienda de gubernatura en Georgia estuvo repleta de confrontación a nivel nacional por el acceso a las urnas y los derechos electorales. Kemp fue repetidamente acusado de buscar suprimir el voto de las minorías.

Su triunfo mantendrá el gobierno republicano por un quinto periodo en el estado, y desmoraliza a los demócratas que esperaban conseguir esa gubernatura. Abrams hubiera sido la primera gobernadora afroamericana en el estado, en el país, y la primera demócrata en tomar el puesto desde el 2000.

Elecciones, Georgia