Ejército ayudaría en tareas de migración en últimos días en la frontera

Ejército ayudaría en tareas de migración en últimos días en la frontera

Esperan que el presidente Donald Trump amplíe las facultades de la Guardia Nacional aunque al parecer le queda poco tiempo a la misión de vigilar la frontera

 Las tropas estadounidenses que refuerzan la frontera con México podrían ayudar los trabajos de la Patrulla Fronteriza ya que esperan la autorización del presidente Donald Trump para ampliar sus facultades operativas para actuar en el supuesto caso que la Caravana Migrante actúe violentamente. Las atribuciones les podrían durar una semana ya que se espera que en diciembre sean retirados.

Actualmente hay 5 mil 800 soldados distribuidos por la frontera sur de Estados Unidos. Texas y California son los estados que concentran mayor cantidad de batallones que han instalado campamentos o infraestructura para impedir el paso de migrantes por la frontera y que por el tiempo que les quede en la misión podrían empezar a tener otras tareas.

Ambas noticias se contraponen, pues por una parte el presidente quiere ampliar facultades del ejército en la frontera y por otra, la misión está por concluir y los congresistas cuestionan la ampliación del periodo de la misión que concluye el 15 de diciembre, por lo que las primeras tropas podrían regresar a casa para inicios de diciembre en espera de que “pasen Navidad con su familia”, como lo comentó Jeffrey Buchanan, teniente general del ejército en una entrevista para Político.

Parte de la paranoia se debe a información extraoficial o rumores que la policía y CBP recibió durante el domingo sobre un supuesto intento de centroamericanos que intentarían cruzar violentamente la frontera de Tijuana con San Diego en California. La garita de San Ysidro, por donde transitan 70 mil autos diariamente fue cerrada por 3 horas durante la madrugada, en lo que se instalaban obstáculos y malla de púas en 5 carriles vehiculares, dejando habilitados solo 13 de las 22 líneas para cruzar la frontera.

“Nuestro personal de primera línea está en peligro. Haremos todo lo posible para proteger a quienes defienden la soberanía de nuestra nación y aseguran nuestra frontera”, justificó Katie Waldman, portavoz de Seguridad Nacional DHS.

Lo que es un hecho, es que CBP podría activar la alerta de nuevo y volver a cerrar la frontera a la menor provocación en base a un rumor o con información filtrada que les indique que se acerca una amenaza de invasión.

LEE: Mattis recorre campamentos militares que resguardan la frontera de Texas

Se calcula que entre el ejército y la marina ya  instalaron el 75% de los obstáculos que tenían planeado en puntos estratégicos de la frontera, principalmente en Tijuana en donde se calcula que habrá 4 mil centroamericanos al cerrar la estadística del martes.

 

Inmigración, caravana