Juez federal bloquea el veto de asilo de Trump

Juez federal bloquea el veto de asilo de Trump

Mientras, México y otros 3 países centroamericanos piden a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que interceda por los migrantes.

(POLÍTICA YA). – Mientras que un juez federal ordenó al gobierno del presidente Donald Trump que empiece de nuevo a admitir todas las solicitudes de asilo, México y otros tres países centroamericanos presentaron una protesta ante la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) por la política migratoria de Estados Unidos.

Las defensorías de México, Guatemala, El Salvador y Honduras pidieron a la CIDH que interceda para que EE.UU. garantice el derecho a solicitar y recibir asilo de los migrantes centroamericanos que llegaron a la frontera en una caravana.

TRUMP CITA AL ALCALDE DE TIJUANA AL REFORZAR MENSAJE CONTRA CARAVANA

John Moore/Getty Images

La queja dice que los inmigrantes que ingresan a EE.UU., incluso si ingresan ilegalmente, deben poder solicitar asilo.

Pero el lunes por la noche, el juez federal Jon S. Tigar, de la Corte del Distrito en San Francisco, emitió una orden de restricción temporal que impide al gobierno llevar a cabo su nueva regla que niega la protección a las personas que ingresan al país por otros lugares que no sean los puertos oficiales de entrada a EE.UU.

Tigar ordenó a la administración de Trump que reanude la aceptación de solicitudes de asilo de los migrantes sin importar dónde o cómo entraron a EE.UU., lo que supuso un retroceso temporal al intento del presidente de reprimir la ola de migrantes centroamericanos que cruzan la frontera.

La orden deberá ser aplicada a nivel nacional, y suspende hasta que el tribunal decida el caso la declaración de Trump del pasado 11 de noviembre que prohibía  buscar asilo a los inmigrantes que no cruzan la frontera a través de los puertos oficiales de entrada.

TRUMP PROHÍBE QUE INMIGRANTES QUE CRUZAN SIN PAPELES PIDAN ASILO

POR ENCIMA DE LA LEY

La regla de Trump pasa por alto las leyes de asilo de larga data que aseguran que las personas que huyen de la persecución puedan buscar seguridad en EE.UU. independientemente de cómo ingresaron al país.

“Cualquiera que sea el alcance de la autoridad del presidente, no puede reescribir las leyes de inmigración para imponer una condición que el Congreso ha prohibido expresamente”, escribió Tigar en su orden del lunes.

Pocos días después de ser firmada la orden, la administración publicó la regla en el Registro Federal, permitiéndole así que entrara en vigencia de inmediato y sin el período acostumbrado para comentarios del público.

Los grupos de defensa, incluidos el Southern Poverty Law Center y la Unión de Libertades Civiles (ACLU), demandaron rápidamente a la administración por la introducción efectiva de lo que consideraron una prohibición de asilo.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) aseguran que hasta 10,500 migrantes están acampados actualmente en la frontera con México planeando pedir asilo.

 

Inmigración, Asilo