Ohio busca prohibir aborto y castigarlo con prisión y pena de muerte

Ohio busca prohibir aborto y castigarlo con prisión y pena de muerte

Sin importar que sea peligro para la madre o resultado de violación

Legisladores en Ohio planean aprobar una ley que criminalizaría el aborto al grado de ser penado con prisión de por vida y hasta pena de muerte para mujeres y médicos.

La propuesta HB 565, fue presentada el pasado marzo. En ella, se estipula que cualquier feto, o “humano no nacido”, recibirá denominación de “persona”, por lo cual se trataría al aborto como un homicidio y criminalizará a mujeres que busquen realizarse uno, y a médicos que contribuyan a ello.

LEE: Senado de Argentina rechaza propuesta de despenalizar el aborto

Esta propuesta, además, no distingue y genera excepciones para casos en los que la vida y bienestar de la mujer y/o el feto estén en peligro, o en los casos en los que el embarazo sea producto de una violación o de otro crimen, como el incesto.

La noticia llega a titulares a solo una semana de que Ohio aprobara una ley conocida como “la ley del latido”, la cual prohíbe el aborto a partir del momento en que el producto presente un latido de corazón, lo cual podría ser a las 6 semanas de gestación; es decir, apenas dos semanas desde que una mujer pierde su ciclo menstrual.

LEE: Argentina y el voto histórico para despenalizar el aborto

Jaime Miracle, de NARAL, un grupo pro-elección y a favor del aborto, reitera que la propuesta de ley criminaliza tanto a mujeres como a médicos. Actualmente, NARAL y Planned Parenthood se encuentran realizando campaña mediática en contra de la propuesta de ley.

WOSU, una estación estatal, reporta que es poco probable que la propuesta HB 565 sea votada este año por el Departamento de Salud.

Heidi Sieck, cofundadora del movimiento #VOTEPROCHIOICE, denunció en redes sociales lo peligroso de la propuesta de ley, la cual convertiría a Ohio en un “estado donde el parto es forzado” y en el que se criminaliza el aborto “incluso antes de que la mujer sepa que está embarazada”.

Ante la nueva mayoría conservadora en la Suprema Corte, tras la polémica confirmación de Brett Kavanaugh, activistas denuncian lo peligroso de esta ley.

LEE: Departamento de Justicia investiga a Planned Parenthood

Ohio no es el único estado con una severa postura ante el aborto. Refinery 29, reporta que Alabama y Virginia Occidental han modificado sus lenguajes legales de tal manera que proporcionan los mismos derechos a fetos que a personas.

No obstante, la mayoría de los votantes del país (clara mayoría en demócratas e independientes; diferencia de 1% en contra en republicanos), opina que la despenalización del aborto inducido, proclamada en 1973 en los Estados Unidos, debe mantenerse.

“El acceso a abortos libres y seguros es un derecho humano”, dice la Dra. Leana Wen, directora de Planned Parenthood. 

 

Nacional, Aborto