roe v wade

Juez bloquea ley que prohibiría el aborto en Misisipi

Aprovechó el caso para enviar una carta con su opinión en el tema

Un juez federal bloqueó una ley en Misisipi que buscaba prohibir el aborto después de las 15 semanas de embarazo, a la vez que enviaba un mensaje sobre las implicaciones que conlleva que otros estados propongan leyes similares.

En marzo, el gobernador Phil Bryant firmó la propuesta H.B. 1510, también conocida como la ley de la edad de gestación, en aras de “transformar a Misisipi en el estado más seguro para los bebés nonatos”.

La ley permitía el aborto únicamente en casos de emergencia médica o de “severa malformación fetal”. No hacía excepciones en violación o incesto.

LEE: Ohio busca prohibir aborto y castigarlo con prisión y pena de muerte

Una demanda de parte de parte de la única institución que provee abortos en el estado, fue presentada iniciando una batalla legal que duró meses y concluyó el pasado martes.

El juez Carlton Reeves, comisionado para el puesto por el expresidente Obama, dijo que la ley “inequívocamente” infringe los derechos del debido proceso de la Enmienda 14 de una mujer y desafía los precedentes de la Corte Suprema.

Citando evidencia que comprueba que la viabilidad de un embarazo surge entre la semana 23 y 14, Reeves dijo que “no hay un interés estatal legítimo lo suficientemente fuerte, antes de la viabilidad, para justificar una prohibición de los abortos”.

“El estado optó por aprobar una ley que sabía que era inconstitucional respaldando una campaña de décadas de duración, impulsada por grupos de interés nacionales, para pedirle a la Corte Suprema que anule Roe v. Wade”, escribió Reeves. “Este tribunal sigue los mandatos de la Corte Suprema y los dictados de la Constitución de los Estados Unidos, en lugar de los cálculos deshonestos de la Legislatura de Misisipi”.

LEE: Argentina y el voto histórico para despenalizar el aborto

“Sus líderes están orgullosos de desafiar a Roe, pero eligen no mover un dedo para abordar las tragedias que se encuentran al otro lado de la sala de parto, como las altas tasas de mortalidad infantil y materna”, escribió en una nota al pie.

“No, una legislación como H.B. 1510 está más cerca del viejo Misisipi: el Misisipi se ha propuesto controlar a las mujeres y las minorías”.

Misisipi es uno de los pocos estados del país que requiere que médicos que realicen abortos tengan un certificado por la mesa directiva o sean ginecólogos-obstetras elegibles para la junta. También requiere atención psicológica personal y un periodo de espera de 24 horas antes de tener el aborto, lo cual hace que las mujeres deban realizar varios viajes a la clínica, difícil para quienes viven fuera de la ciudad.

LEE: Senado de Argentina rechaza propuesta de despenalizar el aborto

Reeves también resaltó que el estado ya tiene una ley que prohibirá los abortos en caso de que Roe v. Wade sea derogada. Hasta entonces, dijo que Roe controla la ley en los Estados Unidos y expresó frustración ante la aprobación de 1510 en la legislatura, asegurando que podría costarle dinero a los derechohabientes.

De paso, Reeves dijo que era una “triste ironía” que hombres como él estuvieran tomando decisiones sobre los derechos reproductivos de las mujeres, recordando lo que el abogado de Jane Roe dijo ante la Suprema Corte en 1971: “Un embarazo para una mujer es quizás uno de los aspectos más determinantes de su vida”.

“Como hombre, que no puede quedar embarazada o buscar un aborto, solo puedo imaginar la ansiedad y la confusión que una mujer puede experimentar cuando decide si interrumpir su embarazo a través de un aborto. Respetar su autonomía exige que se establezca esta ley”.

Nacional, Aborto