Con 4,700 centroamericanos se declara una crisis humanitaria en Tijuana

Con 4,700 centroamericanos se declara una crisis humanitaria en Tijuana

No hay suficientes recursos y el gobierno local está desesperado que hasta se peleó con la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

  Con fundamento en las leyes mexicanas de Migración y sobre Refugiados, protección complementaria y asilo político, y ante el nulo apoyo del Gobierno Federal, el alcalde Juan Manuel Gastélum declaró una Crisis Humanitaria y convocó a los organismos internacionales para poder hacer frente a esta situación.

El polémico presidente municipal hizo un reclamo a la Secretaria de Gobernación que ha dejado sola a la ciudad en el tema de la Caravana Migratoria, cuando las leyes mexicanas establecen que es la dependencia responsable de atender el tema desde el principio.

La declaración de Crisis Humanitaria se fundamenta en los artículos 20 fracción VII y 73 de la Ley de Migración y el artículo 15 fracción II de la Ley sobre Refugiados, protección complementaria y asilo político.

LEE: Cierran la frontera para practicar cómo defenderla de Caravana Migrante

Calculó que la atención a los migrantes asciende a más de medio millón de pesos diarios, por ello se solicitarán las acciones de asistencia a la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, en base a la resolución 46/182 de la Asamblea General de la ONU, en correlación con los artículos 25 y 35 de la convención sobre el estatuto de los refugiados, y el artículo 26 de la convención americana de derechos humanos.

“No voy a endeudar a Tijuana”, dijo el alcalde Gastélum.

Puntualizó, que por todo lo anterior se declara una Crisis Humanitaria en Tijuana y pidió la intervención de los organismos internacionales, ya que más de 4 mil 700 migrantes centroamericanos están varados y hacinados en la ciudad, en condiciones precarias porque la federación no ha intervenido a pesar de que es su obligación constitucional.

Defensores de migrantes han obstruido trabajo hecho por policías y jueces municipales, dice la Alcaldía.

Parte de la crisis humanitaria que se vive con la Caravana Migrante tiene como origen la obstrucción por parte de organismos defensores de los derechos humanos para mantener el orden en el Refugio Temporal instalado en la Unidad Deportiva Benito Juárez, señaló el secretario de Gobierno Municipal, Leopoldo Guerrero Díaz.

Los migrantes centroamericanos que llegaron a la ciudad desde el 11 de noviembre. 

La política de cero tolerancia para evitar situaciones que pongan en riesgo a migrantes y tijuanenses ha provocado conflictos con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y otras asociaciones defensoras de los migrantes.

El titular de la Secretaría de Gobierno Municipal indicó que dichos organismos han tratado de impedir que se turne al Instituto Nacional de Migración (INM) a extranjeros que han sido detenidos por alterar el orden y consumir alcohol o drogas dentro del Refugio Temporal y en la vía pública, llegando incluso a “amedrentar” a jueces y policías, dijo el Secretario.

Noticias, caravana