inmigración

Gobierno de López Obrador aprueba plan de asilo de Trump

La administración mexicana entrante concuerda en que los centroamericanos solicitantes de asilo permanezcan en México mientras se resuelven sus casos

La política migratoria conocida como “Quédate en México” e impulsada por la administración de Donald Trump ha sido aceptada y apoyada por el equipo de transición de Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México y quien tomará posesión el 1 de diciembre.

Lo anterior fue revelado en un reporte del Washington Post, de acuerdo con CNN. “Quédate en México” consiste en que los solicitantes de asilo que arriben a la frontera sur de Estados Unidos permanezcan del lado mexicano en tanto se resuelva su situación.

LEE: “Quédate en México”, el plan de EEUU para inmigrantes que buscan asilo

El plan surgió tras una reunión celebrada la semana pasada en Houston, a la que asistieron el próximo canciller mexicano Marcelo Ebrard; el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo; la secretaria de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen, entre otras autoridades.

Pompeo emitió un comunicado al respecto el jueves, donde indicó que él, Nielsen y Ebrard se habían reunido para discutir acerca de la caravana migrante, cuya mayoría ha llegado a la ciudad fronteriza de Tijuana, mientras que otros contingentes atraviesan México con el mismo destino.

“Hemos reafirmado nuestro compromiso conjunto de atender el reto actual. No se permitirá la entrada de las caravanas a Estados Unidos”, aseguró.

Algunos oficiales estadounidenses ya recibieron capacitación sobre el programa “Quédate en México” esta semana, con miras a implementarlo pronto. Sin embargo, autoridades de ambos países destacaron que no han afinado ciertos detalles y tampoco se ha llegado a un acuerdo formal.

LEE: Con 4,700 centroamericanos se declara una crisis humanitaria en Tijuana

Si entra en vigor, los solicitantes de asilo ya no permanecerían en Estados Unidos mientras se procesa su caso, una práctica conocida como catch and release (“atrapa y suelta”), la cual ha sido duramente criticada por el presidente Trump.

Dos fuentes estadounidenses anónimas declararon al Washington Post que la nueva política incluso permitiría al gobierno duplicar la cantidad de solicitudes de asilo que procesa, debido a que ya no se vería limitado por la falta de espacio para alojar a los solicitantes.

LEE: Cierran la frontera para practicar cómo defenderla de caravana migrante

Por su parte, la futura secretaria de Gobernación de México, Olga Sánchez Cordero, declaró que están de acuerdo con esta política, pero se refirió a ella como una solución a corto plazo.

“La solución a mediano y largo plazo es que esas personas no migren. México tiene los brazos abiertos y todo, pero imagínate una caravana tras otra también sería un problema para nosotros”, concluyó.

Inmigración, Asilo, caravana